Política

¿Zona comercial en la punta del cerro?

hcmujica@gmail.com
AsesorandoPuentePiedra
24 de febrero del 2024

Informe
Señal de Alerta-Herbert Mujica Rojas
25-2-2024

¿Zona comercial en la punta del cerro?

“El Estado ni la Municipalidad dan facilidades para obtener del Registro Público, el título de propiedad, ya que se ha establecido que la zona invadida es una zona de comercio y que se tendría que hacer un cambio de uso, pero la pregunta obligatoria sería, pero cómo va a ser zona de comercio, un área que está ubicado en la punta del cerro?”, expresa con indignación la abogada Zully Pinchi Ramírez.

Absurdos como el referido no solo deben ocurrir en Puente Piedra. No dejaría de ser interesante saber en cuántas municipalidades, no solo de Lima sino de todo el país, se ponen trabas a los contribuyentes en su afán de vivir bien y según las reglas.

La problemática se desarrolla en Tiwinza, Zapallal, Puente Piedra. Desde el 2005, Zully y la ONG de que es directora, Solidarios ABC, vienen ayudando a las poblaciones de bajos recursos, con ideas, asesoramientos e iniciativas diversas.

“En términos generales, -prosigue Zully- para efectos de un trámite legal efectivo se necesitaría primero un certificado de constancia de que viven allí en el terreno invadido, eso le corresponde a la Municipalidad de Puente Piedra. Cientos de pobladores llevan esperando más de dos décadas porque cambie y se regularice su situación”.

Señala Zully: “En estos últimos 20 años han pasado cerca de 5 alcaldes que cuando estaban haciendo campaña, asistieron como candidatos y prometieron todo, darle salida y ofrecer la alternativa para la solución de su realidad, obviamente con el requisito de que voten por ellos. Una vez en el cargo, se olvidaron de todo”.

“La constancia que se requiere es la de Posesión, también se tienen que acreditar las partidas de nacimiento de los hijos, tener mínimo unos 20 años en estado de invasión, para de esa manera, poder tener el reconocimiento municipal y luego el Título de Propiedad de Registros Públicos,” informa Zully

“Otro tema que también perturba la paz social en la ciudadanía del Zapallal es el tráfico de terrenos -agrega Zully- ya que los actos delictivos de bandas criminales van en aumento y aprovechan cada vez que los que carecen de título de propiedad, se ausentan, arriesgándose a perder sus terrenos ya que inmediatamente los jefes de las bandas traficantes pueden vender sin ningún problema”.

Los pobladores de la zona, afectados por su situación piden al gobierno que los reconozcan como propietarios para que puedan construir con material noble y para sobrevivir dignamente a las estaciones del año agrega Zully.

La circunstancia es muy injusta, añade Zully: “No construyen por temor al desalojo, porque sus terrenos no están inscritos como áreas para vivir y mientras no obtengan la titulación tampoco podrán gozar de los servicios básicos de agua y luz ya que no tienen contrato directo ni con Edelnor ni con con Sedapal”.

Más aún, subraya Zully: “los pobladores deben pagar a los vecinos de la zona alta y de la parte baja que viven en zonas planas y ya titulados, para que les faciliten acceso a los servicios básicos”.

La ineficacia de la autoridad policíal frente a estas pandillas de traficantes de terrenos también es patética. Y los malhechores son violentos y apelan a toda clase de amenazas. Otro mal endémico que debe acontecer en el resto del país.

Zully Pinchi expone la crudeza de la situación: “Aparte, cada familia debe pagar al mes un costo de 350 soles por agua y por medio de una tubería, de no ser así tendrían que cargar el agua desde la parte baja. De ser el caso, por balde de agua deben pagar 10 soles”.

“En el 2009 Solidarios ABC, hizo un documental llamado Alborada El Zapallal que está aún en YouTube y que da luces de lo que hace 15 años se sufría y que penosamente se sigue padeciendo”, narra Zully.

“Se preguntó a la dirigente Rosales ¿qué tanto le había cambiado la vida desde aquel documental del 2009, que compiló todos los momentos con Solidarios ABC que se llevaron a cabo, como acciones ciudadanas? Ella informó que ahora ya hay escaleras, más solidaridad entre vecinos pero que aún persisten disputas por poder entre los mismos dirigentes”, expone Zully.

“Creo que también se debieran hacer convenios bilaterales con más entidades bancarias para que puedan mudarse a las partes bajas y despobladas del distrito y construir con material noble, que los pobladores que se han visto obligados a invadir dejen de sobrevivir en la incertidumbre y por fin puedan hacer realidad el sueño de la vivienda digna y registrada como propia”, expresó Zully.

“¿Creerán las instituciones bancarias o financieras que la mejor forma de “servir” a los clites es confinando sus oficinas hacia las zonas metropolitanas? Es una tontería creer eso porque decenas de miles de personas habitan en otras partes y, bien premunidos de información, estarían deseosos de contar con créditos y facilidades”, indicó como última reflexión Zully Pinchi Ramírez.

 

Tags relacionados

Relacionadas

Política

¿Zona comercial en la punta del cerro?

hcmujica@gmail.com
AsesorandoPuentePiedra
24 de febrero del 2024

Informe
Señal de Alerta-Herbert Mujica Rojas
25-2-2024

¿Zona comercial en la punta del cerro?

“El Estado ni la Municipalidad dan facilidades para obtener del Registro Público, el título de propiedad, ya que se ha establecido que la zona invadida es una zona de comercio y que se tendría que hacer un cambio de uso, pero la pregunta obligatoria sería, pero cómo va a ser zona de comercio, un área que está ubicado en la punta del cerro?”, expresa con indignación la abogada Zully Pinchi Ramírez.

Absurdos como el referido no solo deben ocurrir en Puente Piedra. No dejaría de ser interesante saber en cuántas municipalidades, no solo de Lima sino de todo el país, se ponen trabas a los contribuyentes en su afán de vivir bien y según las reglas.

La problemática se desarrolla en Tiwinza, Zapallal, Puente Piedra. Desde el 2005, Zully y la ONG de que es directora, Solidarios ABC, vienen ayudando a las poblaciones de bajos recursos, con ideas, asesoramientos e iniciativas diversas.

“En términos generales, -prosigue Zully- para efectos de un trámite legal efectivo se necesitaría primero un certificado de constancia de que viven allí en el terreno invadido, eso le corresponde a la Municipalidad de Puente Piedra. Cientos de pobladores llevan esperando más de dos décadas porque cambie y se regularice su situación”.

Señala Zully: “En estos últimos 20 años han pasado cerca de 5 alcaldes que cuando estaban haciendo campaña, asistieron como candidatos y prometieron todo, darle salida y ofrecer la alternativa para la solución de su realidad, obviamente con el requisito de que voten por ellos. Una vez en el cargo, se olvidaron de todo”.

“La constancia que se requiere es la de Posesión, también se tienen que acreditar las partidas de nacimiento de los hijos, tener mínimo unos 20 años en estado de invasión, para de esa manera, poder tener el reconocimiento municipal y luego el Título de Propiedad de Registros Públicos,” informa Zully

“Otro tema que también perturba la paz social en la ciudadanía del Zapallal es el tráfico de terrenos -agrega Zully- ya que los actos delictivos de bandas criminales van en aumento y aprovechan cada vez que los que carecen de título de propiedad, se ausentan, arriesgándose a perder sus terrenos ya que inmediatamente los jefes de las bandas traficantes pueden vender sin ningún problema”.

Los pobladores de la zona, afectados por su situación piden al gobierno que los reconozcan como propietarios para que puedan construir con material noble y para sobrevivir dignamente a las estaciones del año agrega Zully.

La circunstancia es muy injusta, añade Zully: “No construyen por temor al desalojo, porque sus terrenos no están inscritos como áreas para vivir y mientras no obtengan la titulación tampoco podrán gozar de los servicios básicos de agua y luz ya que no tienen contrato directo ni con Edelnor ni con con Sedapal”.

Más aún, subraya Zully: “los pobladores deben pagar a los vecinos de la zona alta y de la parte baja que viven en zonas planas y ya titulados, para que les faciliten acceso a los servicios básicos”.

La ineficacia de la autoridad policíal frente a estas pandillas de traficantes de terrenos también es patética. Y los malhechores son violentos y apelan a toda clase de amenazas. Otro mal endémico que debe acontecer en el resto del país.

Zully Pinchi expone la crudeza de la situación: “Aparte, cada familia debe pagar al mes un costo de 350 soles por agua y por medio de una tubería, de no ser así tendrían que cargar el agua desde la parte baja. De ser el caso, por balde de agua deben pagar 10 soles”.

“En el 2009 Solidarios ABC, hizo un documental llamado Alborada El Zapallal que está aún en YouTube y que da luces de lo que hace 15 años se sufría y que penosamente se sigue padeciendo”, narra Zully.

“Se preguntó a la dirigente Rosales ¿qué tanto le había cambiado la vida desde aquel documental del 2009, que compiló todos los momentos con Solidarios ABC que se llevaron a cabo, como acciones ciudadanas? Ella informó que ahora ya hay escaleras, más solidaridad entre vecinos pero que aún persisten disputas por poder entre los mismos dirigentes”, expone Zully.

“Creo que también se debieran hacer convenios bilaterales con más entidades bancarias para que puedan mudarse a las partes bajas y despobladas del distrito y construir con material noble, que los pobladores que se han visto obligados a invadir dejen de sobrevivir en la incertidumbre y por fin puedan hacer realidad el sueño de la vivienda digna y registrada como propia”, expresó Zully.

“¿Creerán las instituciones bancarias o financieras que la mejor forma de “servir” a los clites es confinando sus oficinas hacia las zonas metropolitanas? Es una tontería creer eso porque decenas de miles de personas habitan en otras partes y, bien premunidos de información, estarían deseosos de contar con créditos y facilidades”, indicó como última reflexión Zully Pinchi Ramírez.

 

Tags relacionados