Pareja y convivencia, intenso desafío social

Jue, 01/28/2021 - 20:09 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
por Isabel Peña Rodríguez*; isabelpenarodriguez@yahoo.com
 
29-1-2021
 
La pareja es el punto de partida de una familia y como grupo humano tiene un valor importante para su buen desarrollo.
 
Decidir vivir en pareja constituye una de las determinaciones importantes de cada persona. Cuando se lo asume sabemos que hay que compartir nuestra vida con otra persona.
 
La convivencia en pareja afrontará una serie de hechos para funcionar adecuadamente: dejar las actividades de soltero para dar más tiempo y prioridad a su pareja; tomar distanciamiento emocional con otras personas y contacto físico con su familia de origen para poder relacionarse con la familia que ha formado; establecer normas de convivencia, nuevos hábitos, costumbres y formas.
 
Para muchas parejas la convivencia no resulta fácil, se van a producir dificultades por falta de experiencia y habilidades personales, lo cual habilitaría la comunicación con un estilo asertivo que es lo ideal.
 
No saber manejar sus diferencias, no poder controlar sus celos, cólera, el pensamiento machista que determina roles rígidos, poder, control, etc.;  y todos los sentimientos adversos que suceden cuando decidimos la convivencia con nuestra pareja.
 
Otras de las etapas de las parejas es cuando llegan a ser padres y tienen la responsabilidad de criar a sus hijos, poniendo en práctica hábitos de crianza que favorecen al desarrollo integral de los hijos/as.
 
La violencia familiar, dentro de esta dinámica, es uno de los grandes problemas en sus diferentes modalidades: violencia contra la mujer, maltrato al niño/o, al adulto mayor, divorcio, separaciones a corto tiempo de haber iniciado la convivencia de pareja.
 
En nuestro país se han incrementado los divorcios y ¡por qué no decirlo! en todo el mundo. Hay un gran porcentaje de mujeres en edad fértil que han disuelto su unión conyugal por divorcio o separación.
 
Estas disoluciones se presentan desde temprana edad, entre los 20 y 24 años de edad hay un 5% de mujeres separadas y por encima de los 40 años alrededor del 20% de las mujeres son separadas o divorciadas.
 
Como es de apreciarse existen tendencias a la separació y divorcio a temprana edad, violencia en la etapa del enamoramiento que se extiende a la convivencia por lo que la violencia familiar presenta una alta incidencia.
 
Esta problemática requiere ser abordada implementando acciones preventivas en diferentes niveles especialmente a nivel individual, en éste existen factores relacionados a la falta de desarrollo de habilidades sociales, baja autoestima, falta de control de la ira, etc., por parte de la pareja y con la participación del Estado peruano.
 
Tu salud mental, nos importa
…………………………………………………………
 
*Psicoterapeuta
Consultas: 995 006 364, 944 433 166, (01) 751 0574
Consultorio: Cerro Verde 125, Dpto. F-2, a una cdra. Puente Benavides-Surco.