Perú: inmensa torre de Babel

Lun, 07/04/2022 - 13:43 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
Señal de Alerta-Diario Uno
Herbert Mujica Rojas
5-7-2022
 
Perú: inmensa torre de Babel
 
Por increíble que parezca en Perú hablamos cientos o decenas de idiomas diferentes. Somos una torre de Babel en la que las diferencias en la comprensión nos separan, escinden y distancian de manera radical y nada constructiva.
 
El pueblo, esa inmensa masa que paga los impuestos, soporta malos gobiernos y casi siempre discurre por la letanía de “así es la vida”, no ha visto su situación mayormente cambiada. Por el contrario se le usa para todo, señaladamente para que vote a favor, y es olvidado casi de inmediato por sus convocantes interesados.
 
¿Qué hay de los líderes que solo jalan agua para sus molinos? La solidaridad y empatía es de boca para afuera. La demagogia, ese mal endémico, tiene atrapados a la totalidad de los actores del drama nacional: gobernantes, burócratas, legiferantes, autoridades diversas.
 
El problema gravísimo es que no es difícil llegar a esta conclusión porque el análisis es sencillo. El reto constituye superar este inmovilismo de hacer exégesis y quedarnos en la queja pura, monda y lironda.
 
Estamos en el Perú, así es el “fútbol” (aludiendo a lo cotidiano), ¿qué se va a hacer? y demás aullidos similares, son moneda común entre nuestros políticos, ciudadanos prominentes, intelectuales que nunca definen nada salvo sus ingresos gordos y paremos de contar.
 
Y los años pasan –y ya van 201- y “contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte” como en las coplas a la muerte de mi padre de Manrique. Una canción de los años 70 pregonaba: la vida sigue igual.
 
¿Esto es vida o fango cenagoso? ¿Qué futuro es el que aguarda a las nuevas promociones? ¿Más de los quejidos tradicionales sin pizca de valentía para combatir estas taras? ¿Tiene futuro este país o hemos entrado en un proceso que ha disuelto hasta los cerebros de hombres y mujeres?
 
Bien vale preguntarse y responder con honestidad diáfana. No hacerlo es seguir “viviendo” como hasta hoy.
 
Tomar a lo serio cosas del Perú admonizaba Manuel González Prada.
 
 
 
Archivo-adjunto: