Los Don Nadie y la quemazón de cerebro

Mar, 06/15/2021 - 21:59 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
16-6-2021
 
 
Escribió ayer el notable penalista Guillermo Olivera Díaz:
 
“¡El electo congresista Jorge MONTOYA plantea mucho más que un terrorismo sangriento!
 
Espeluznante idea de Jorge Montoya Manrique, conocido homus belicus y ex almirante de la Marina de Guerra del Perú.
 
Desconocer la elección presidencial actual, que está en su fase final, donde han votado mucho más que 17 millones y medio de peruanos, es una declaratoria de guerra civil con matanza masiva. En el fondo o de lejos esto supera a los viles actos terroristas de Abimael Guzmán.”
 
Los que ayer firmaban viles y muy humillantes actas de sujeción, los que abandonaron el sarcófago al que fueron remitidos por voluntad ciudadana y ahora resucitan para decir mentiras que disfrazan con atuendos jurídicos que no alcanzan a dar eficacia a sus resuellos, los perdedores y fascistas en potencia, piden que se anule la elección y se convoque a otro proceso.
 
Cuando la majadería envasada en títulos, presentes o pasados, inunda los confines de un país que requiere poner en marcha muy variados planes de desarrollo porque así como está es un genuino disparate, la inteligencia tiene el derecho de pulverizar a los mediocres aupados en puestos y con vociferantes y lenguaraces sofismas que se extinguen paulatinamente. Pero que no dejan de inocular su veneno destructor.
 
Todo va indicando que las impugnaciones o como se llamen los pretextos que los majaderos de cerebro quemado claman como “fraude” están anemizando sus muy endebles contexturas. Pocas veces la absoluta rufianería se mimetizó como “lucha por el voto” a lo largo de la accidentada historia del Perú.
 
De poco valen las impertinencias del ibérico-arequipeño Nobel de Literatura, los disfuerzos de su vástago rey de la antipatía y soberbia; los ladridos con pago copioso de múltiples canes que merodean en los medios informativos, tampoco fueron eficaces.
 
Suponer que cuando se proclame a Pedro Castillo presidente de la República, acabará la majadería, sería un error mayúsculo. Desde el Congreso harán cuanto esté a su alcance para entorpecer cualquier acción del gobierno, hasta la más mínima.
 
El Poder Judicial tiene pendientes muchos asuntos que resolver con la candidata, fuente y origen de todo el desmadre en éste su tercer episodio de derrota. El futuro no es muy halagüeño porque son decenios de cárcel los solicitados para ella. Quien siembra vientos, cosecha tempestades.
 
Menester urgente e ineludible formar el frente nacional que defienda y proteja al nuevo gobierno presidido por Pedro Castillo. Los esbirros y filibusteros están con el sable proditor desenvainado.
 
El refrán canta: guerra avisada, no mata gente.