La educación financiera cambia vidas

Mar, 10/25/2022 - 14:44 -- herbert
David Auris Villegas
 
La educación financiera cambia vidas
por David Auris Villegas; davidauris@gmail.com
26-10-2022
                                                                             
 
En un mundo ferozmente competitivo, sin importar nuestros oficios o a qué nos dediquemos, es importante saber manejar el dinero desde una cultura financiera, para afrontar con éxito la incertidumbre de la globalización que está creando millones de pobres en el planeta, sobre todo en países como el nuestro, donde muchos desconocen el arte de las finanzas.
 
Para revertir estos desafíos, urge enseñar educación financiera en las aulas del nivel secundario, que todavía no ha puesto en marcha como asignatura la educación peruana a través del Diseño Curricular Nacional, debido a la ceguera de los expertos de carpeta; pues una cultura financiera abre caminos hacia el emprendimiento creativo, libertad personal y desarrollo sostenido, por lo que es fundamental incorporar como asignatura obligatoria, como lo viene haciendo el Reino Unido desde 2014.
 
Al arte de la educación financiera, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​, (OCDE), define como un proceso de adquisición de habilidades y conocimientos financieros para la toma de decisiones correctas y el logro de bienestar personal, conociendo tópicos como: inversión, ahorro, crédito, riesgo y emprendimiento.
 
Esas competencias financieras, según el Informe PISA 2018, España se lleva la peor parte en Europa. América Latina está liderada por Chile, seguido de Brasil y en la retaguardia, aparece Perú debido a una educación de espaldas al emprendimiento e innovación que son las herramientas esenciales para convertirnos en un país desarrollado.
 
Además, educación financiera aparece solo como temas a trabajar en el Currículo Nacional Básico peruano, porque olvidaron una política financiera para la educación básica. Como corolario, el sensacional Proyecto Educativo Nacional, PEN al 2036, liderado por preclaros pedagogos, apenas considera a la educación financiera, como tópico transversal o logro de alguna competencia, cercenando así las alas de oportunidades a millones de estudiantes potencialmente creativos y emprendedores.
 
Los expertos aseguran que la educación financiera, hace al ser humano más independiente y menos vulnerable ante las vicisitudes de la vida. En ese sentido, nuestro país, debe desarrollar la alfabetización de la educación financiera en todo el ecosistema de la educación básica, para vigorizar su capital humano que seguramente ayudará a construir una vida mejor.
 
Naturalmente, este adoctrinamiento de la destreza financiera desde la niñez, acorta brechas entre ricos y pobres y lo más importante, ancla ideas positivas y solidarias en el pensamiento de los estudiantes, emergiendo talentos innovadores, viendo en la vida, un manojo de oportunidades para la autorrealización personal y social.
 
Asimismo, debemos mentalizarnos que empoderar a los estudiantes con la cultura de la educación financiera es tan importante como las matemáticas, la comunicación, el arte y el deporte, ya que puede significar su progreso futuro, realización personal y colectivo que naturalmente va a impactar en el progreso de nuestro país.
 
Para concluir, desde este espacio hacemos un llamado al gobierno peruano, al ministro y a aquellas personas quienes diseñan las políticas educativas, a incluir como asignatura a la educación financiera en la educación secundaria, con el objetivo de empoderar a los estudiantes como emprendedores capaces de cambiar sus vidas y la del país, gracias al arte de las finanzas.