La angurria no es genética

Mar, 07/12/2022 - 12:32 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
Columna-Diario Uno
Señal de Alerta-Herbert Mujica Rojas
12-7-2022
 
La angurria no es genética
 
Lo importante es que se tome conciencia, de una vez por todas, en el Perú, que no se es usurpador por propensión genética sino por default o renunciamiento del vecino o vecinos. Se apropia de algo quien toma conciencia que puede hacerlo por dejadez o negligencia del poseedor originario y la afirmación es muy sólida.
 
En efecto, el servilismo se ha convertido en una política de Estado.
 
La angurria no es genética. Tiene que ver con el grado de permisividad y estupidez que muestran los líderes que marcan el mal camino, la avenida del error a sus pueblos. Y los canallas cómplices son parte de este abominable cuadro.
 
Pandillas nativas huérfanas de cualquier concepto de amor nacional o identificación con el Perú, pululan en muchos medios de comunicación fabricando loas a la inversión y a sus infaltables contratos de estabilidad jurídica que hay que leer como licencia para explotar impunemente el país, irrespetando leyes laborales, pagando poco, discriminando y haciendo una chacra privada al país.
 
Y el silencio de castas políticas avejentadas no puede ser más oprobioso. ¿Cuántos políticos o dirigentes sindicales manejan conceptos geopolíticos de análisis de nuestra difícil vecindad con Chile, con Ecuador o con cualquier país limítrofe?
 
Quien abre las puertas y quita la vigilancia, no puede quejarse que los invasores lleguen y hagan cuanto les venga en gana. Más aún, si se les otorga, desde las ficticias altas cumbres del “poder”, administración precaria del gobierno, incentivos para que afinquen a su modo y conveniencia, intereses y réditos, los invasores dejan de serlo para convertirse en huéspedes con todas las de ley.
 
¿Y el pueblo? El pueblo siempre es el convidado de todos los discursos, y el ausente, consuetudinario de la supuesta obra que se hace en su nombre y con la subrayada circunstancia que quienes engrosan sus cuentas de ingresos son otros y no los peruanos.
 
Archivo-adjunto: