Incendiando la pradera

Mié, 05/26/2021 - 15:53 -- alerta
José Cabada Delgado
 
por José Cabada Delgado; jcabada130@gmail.com
 
 
El famoso tango argentino Cambalache (profético), menciona que lo mismo da ser ladrón que un gran señor.
 
Nuestro bardo criollo, Felipe Pinglo Alva, en su vals El Plebeyo, pregunta: “¿Por qué Señor los seres, no son de igual valor”?
 
Actualmente, lo que está sucediendo en nuestro amado Perú, es el fruto, corregido y mal aumentado, de la invasión (nunca fue conquista) de Pizarro, Almagro y el cura Hernando de Luque que entrenaron al lugareño Felipillo como intérprete ante el Inca Atahualpa. Y estos pícaros traducían o tergiversaban lo que más les convenía.
 
Sus descendientes son los que hoy se conoce como “diplomáticos”. Actualmente son los peores enemigos de nuestro Perú.
 
Pedro Castillo, rival de la señora “K” (abreviación que admitiría muchos significados), y sus secuaces lo acusan de comunista y otras mil barbaridades. Por si fuera poco, se ha sumado a este cargamontón, el 99 por ciento de los medios de prensa y analistas políticos que son desconocidos personajes.
 
El comunismo ya se extinguió, tan igual como el Apra y otros partidos políticos que fueron flor de un día en nuestro atribulado Perú.
 
¿Capitalismo o comunismo?
                                                                                                                
La primera vez que Nikita Khrushev visitó New York, siempre con una sonrisa en el rostro, fue preguntado por cuál era la diferencia entre capitalismo y comunismo.
 
 
El robusto Nikita que siempre se burlaba de las preguntas incómodas, contestó socarrón:
 
“El capitalismo es un comunismo rico; y el comunismo en un capitalismo pobre.”
 
Dijo también:
 
"We cannot expect the Americans to jump from capitalism to communism, but we can assist their elected leaders in giving Americans small doses of socialism, until they suddenly awake to find they have communism." https://www.snopes.com/fact-check/khrushchev-doses-of-socialism/
 
(No podemos afirmar que los americanos saltarán del capitalismo al comunismo, pero sí podremos asistir al espectáculo de sus líderes dándoles pequeñas dosis de socialismo y de pronto comprenderán que viven en el comunismo).
 
La China de Mao se volvió capitalista con un férreo gobierno del partido comunista, con lujos y millonarios protegidos por el Estado que es dueño de todo, hasta del aire que respiran los ciudadanos chinos.
 
¿Por qué tanto brinco si el suelo está parejo?
 
En nuestra patria, todos quieren ser capitalistas, pero robando. ¡Qué comunismo o capitalismo, aquí hay sólo ladrones enriqueciéndose las 24 horas del día y empobreciendo al resto del país!
 
Incendiando la pradera.
 
Luego de este preámbulo, podemos citar como ejemplo que los agricultores, para limpiar los campos de cultivo, incendian las zonas donde crecieron los cañaverales. O sea que, literalmente, incendian la pradera.
 
Cuando la sangre noble y pura de nuestros antepasados, con miles de años de antiguedad se mezcló con la de los invasores españoles y el clero cristiano, nació lo que se denomina como la raza mestiza o chola.
 
Yo creo en ti.
 
La salvación del Perú está en nosotros, peruanos de verdad, aquellos que sabemos respetar las leyes y amamos al prójimo, los que con devoción gritamos a todo pecho ¡Viva el Perú! Es la esperanza en nuestra nueva juventud, aquellos que gritaron con fe, con devoción antes de ir al mundial en Rusia, YO CREO TI.
 
Es la fórmula creada por el señor Marco Antonio Romero Puerta a quien se le ocurrió
mencionar estas palabras mágicas.
 
Igualmente, los nuevos padres de familia, desde que nace su primer hijo, conjuntamente con sus maestros, deben moldear en esos cerebros potenciales que el lema YO CREO EN TI es el que reivindica lo mejor de nuestro grandioso pasado.
 
Nunca es tarde, cuando la dicha llega.
 
Ya es hora de publicar y hacer saber quiénes robaron a nuestra Patria y la han destruido. Nadie se ha atrevido a hacerlo. Hagámoslo. Es nuestro deber.
 
El que no la debe, no la teme.