¿Por qué no abren Aeropuerto Jorge Chávez al mundo?

Lun, 08/24/2020 - 17:17 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
25-8-2020
 

Que la pandemia llega con los pasajeros que vienen del extranjero. No parece ser del todo cierto porque aquí ya tenemos algo así como 60 mil muertos y el primer terminal aéreo no tiene el cada día más urgente tránsito que se requiere.
 
¿No deberían ser las aerolíneas, de acuerdo con los ultra estrictos protocolos oficiales peruanos, las que adecuaran –si quieren seguir transportando pasajeros- las medidas más exigentes para salvaguardar a los usuarios?
 
Conozco de un amigo periodista que está hace 3 meses sin poder salir hacia Estados Unidos y ya ha hecho reserva tras reserva y su presencia es imprescindible en el norte para la tramitación de unos papeles que implican autorizaciones comerciales, empresariales, etc. Con toda la modernidad de nuestros días, en Gringolandia exigen a nuestro protagonista. Pero él no se puede ir.
 
De Chile salen dos vuelos de LATAM y American Airlines hacia Estados Unidos, cada dos días o algo así. Y la tasa de infecciones no ha sufrido alza o apreciable señal de alarma. En buen castellano, extremando las medidas acaso el único resultado posible fuera ¡todos sanos!
 
Pero hay más en estas tierras donde la picardía anida muy mucho entre los empresarios como uno que tiene una concesión aeroportuaria.
 
Como –dicen una verdad de Perogrullo- que hace meses que no tienen ingresos entonces estarían proponiendo –si no lo han hecho ya entre bambalinas- que el canon a pagar todos los meses al Estado peruano, debería suspenderse por varios meses y hasta que se consiga un nivel de pasajeros y tráfico tal que todos respiren en paz. En buen castellano, se pretende legalizar una moratoria sine die y porque la pandemia resulta un magnífico saco de box al que le caen todos los golpes y aguanta, aguanta.
 
De acordarse una circunstancia así el Estado peruano no recibiría ¡un centavo! de la concesión y la concesión ¡bien gracias! engordando el chanchito para la II pista que será hecha cuando las calendas griegas. Tómese nota que hasta hoy, desde el 2001, no se ha hecho esa segunda vía. ¿Por qué se tomarían alguna prisa si ya se demoraron 2 décadas?
 
Ejemplos médicos de urgencia, traslado de pacientes, misiones de toda índole del Estado y la industria privada que no puede seguir en la inmovilidad más improductiva de la historia, son jalones todos que impelen ¡por lo menos! a reflexionar si no ha llegado la hora de abrir el tránsito aéreo en el AIJCH.
 
Si en otros países los protocolos dan algún resultado, siempre será muy interesante lograr las mismas metas o mejores. Las sociedades quietas se van muriendo de a pocos y en Perú vemos el espectáculo diario de conocer cuántos decesos más hay hoy que ayer y sucesivamente.
 
La falta de dirección y capacidad enérgica de llevar adelante al país nos puede costar muy caro. Pero mucho más caro será no hacer nada para que las cosas cambien y que hay riesgos ¡los hay! ¿Qué no vemos lo que pasa a nuestro alrededor a cada momento y a cada hora?