¡Indetenibles invasiones en Morro Solar de Chorrillos!

Jue, 04/04/2019 - 15:36 -- alerta
Ernesto Linares Mascaro
 
por Ernesto Linares Mascaro; elinaresm@yahoo.com
 
5-4-2019
 
El pasado 13 de enero subí al Morro Solar con un grupo de amigos, como usualmente hacemos cada año para recordar a quienes combatieron en la batalla que se llevó a cabo en 1881. La situación no ha cambiado para nada en los últimos meses, sino ha empeorado. Las invasiones han aumentado y realmente da pena que ni la Municipalidad de Chorrillos ni el Ministerio de Cultura hagan nada por contenerla.
 
Lo peor le ha pasado a la Batería Provisional, que fue uno de los principales puntos de la defensa peruana en la batalla, en donde estuvieron ubicados dos cañones lisos de 32 libras de calibre. Ahora la zona de la Batería Provisional, donde hasta hace un par de años se encontraban restos de madera de la cureña de los cañones, es utilizada como una suerte de almacén de ladrillos al aire libre (ver foto). Encontramos dos pilas de ladrillos nuevos y una persona que nos acompañó dijo que hace siete meses están esos ladrillos al aire libre (desde junio), aunque obviamente los ladrillos están rotando porque yo los vi nuevos y parece que no tuvieran meses a la intemperie.
Ladrillos sobre la ubicación de la Batería Provisional. Foto del autor.
 
Eso no es todo. Ahora el Morro Solar afronta un nuevo tipo de “invasión”: los ciclistas.
 
Veo aficionados al ciclismo en la Zona Histórica desde la primera vez que subí al Morro en el 2008. En la última década, ellos han sufrido varios accidentes y asaltos que aparecían en noticias de diarios, radio y televisión, por eso no me parece raro que se hayan organizado para hacer algo por su seguridad. El problema es que se han tomado acciones más allá de lo que debían hacer y están dañando la Zona Histórica.
 
Los ciclistas están agrupados en una página de Facebook llamada “Todos x el Morro”. Para una membresía, se realizan donaciones de S/ 65 mensual, S/ 185 trimestral o S/ 350 semestral, a las cuentas del Club Deportivo Moxie, que tiene como presidenta Alexandra Valeria Whilar Dammert, quien también es gerente general de la empresa Moxie SAC.
 
 
Todos x el Morro también tiene una tienda virtual en su página wb en donde venden productos a sus “asociados”. Ver:
 
 
Su labor sobre el Morro Solar comenzó hace un año y al principio parecieron buenas: limpiaron de basura parte del Morro, pusieron bancas en las alturas donde están las antenas de televisión y colocaron una caseta de seguridad. Lo malo vino después.
 
Los ciclistas han alterado el paisaje natural y el campo de batalla creando vías, rampas, etc., para la práctica de su deporte (ver foto). Lo peor es que prácticamente han destruido la subida histórica a Marcavilca (altura donde se ubican las antenas retransmisoras de canales de televisión). El camino por donde subieron las fuerzas peruanas en la batalla de 1881, ahora es una vía de bajada de ciclistas -muy peligrosa para las personas que lo recorren para subir- que por cada bicicleta que pasa destruye un resto histórico de la batalla o pasa encima de ellos.
Los ciclistas han alterado el paisaje natural del Morro, pasando por encima de lugares en donde hay restos de la batalla. Foto del autor.
 
 
Tuve una mala experiencia la última vez al subir al Marcavilca. No solo porque vi gran parte del paisaje natural destruido por las vías de ciclistas, sino porque uno de esos deportistas que estaba bajando con su bicicleta me dijo: “fuera mierda” para apartarme del camino. Sé que todos son buenas personas pero no falta siempre un maleducado y mal informado sobre el uso que debe tener una Zona Histórica Intangible como lo es el Morro Solar.
 
Vi ese día que los ciclistas suben a las alturas de Marcavilca llevados por una camioneta Pick Up con el logo de “Consorcio San Juan de Lurigancho -contratista de Sedapal” (ver foto). Ya en las alturas, los ciclistas descienden por la vía que ellos mismos han trazado y que como dije antes, dañan el patrimonio histórico.
Ciclistas subiendo a las alturas del Morro. Foto del autor.
 
 
Un peligro que vi ese día, además que los ciclistas pueden atropellar a alguien, es qué pasaría si la camioneta que lleva a los ciclistas se vuelca o atropella a alguna persona. Como esa carretera que hay en el Morro no está autorizada por el Ministerio de Transporte ni es vía nacional, allí no sirve el SOAT.
 
Comprendo que a los ciclistas les guste practicar el deporte en el Morro porque en la ciudad están expuestos a muchos accidentes, pero deberían realizar una actividad más limitada y regulada por la autoridad.
 
Reconozco que muchos de los amantes de la historia y de los campos de batalla nos hemos quedado y no hemos sido diligentes en cuidar el patrimonio del Morro ni en advertir cómo lo están dañando.
 
Espero que en el futuro, el alcalde de  Chorrillos, Augusto Miyashiro Ushikubu (cuyo padre en 20 años al frente del municipio chorrillano no hizo casi nada por el Morro), y la ministra de Cultura, Ulla Holmquist Pachas, se pongan a trabajar por resguardar el Morro Solar, puedan impedir las nuevas invasiones, prohibir que La Chira (también parte de la Zona Histórica Intangible) siga siendo usado como relleno sanitario y regular su uso por los ciclistas, así como restaurar las zonas que ellos han modificado.