¡Antes que todo: el Perú!

Lun, 07/05/2021 - 17:12 -- alerta
José Cabada Delgado
 
por José Cabada Delgado; jcabada130@gmail.com
 
6-7-2021
 
¡Arranquemos un nuevo bicentenario, corrigiendo los yerros del pasado!
 
Ser peruano es remar contracorriente para no ser parte del montón que no construye y que sólo da conformidad.
 
Este julio vamos a celebrar el bicentenario y si repasamos nuestra historia sacamos conclusiones desafortunadas. La proclama del general José de San Martín: “Desde este momento, el Perú es libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende”. ¿Cuándo fue Perú libre o independiente de los flagelos de la anarquía, pobreza, pésima salubridad?
 
Si debiéramos ser severos con nosotros mismos al recitar la palabra bicentenario también tenemos que pronunciar ja, ja, ja. Demasiado oropel, dos centurias, llegó la pandemia del coronavirus y nos demostró que estamos entre las naciones más primitivas de todo el mundo.
 
Toca ahora la oportunidad desde la primera magistratura del profesor Pedro Castillo. Ningún país en el mundo cree en las majaderías que inventan los partidarios de Keiko Fujimori. Ahora somos todos los peruanos a quienes toca la responsabilidad absoluta de sacar adelante el país.
 
No olvidemos que la indiferencia pavimenta el camino de las bandas y de los saqueadores, esa falta de interés, promueve que mediocres, absolutamente grises, se apoderen de los puestos ejecutivos y legislativos y que produzcan groserías a las que llaman “actos de gobierno”.
 
En muy cortos años hemos tenido 5 presidentes, cada quien jalando agua para su molino ¿y nosotros, el pueblo llano, qué?
 
¡Yo creo en ti, profesor Castillo! Hay que moldear, como en las aulas de los primeros años, el cerebro de nuestros muchachos y estos nuevos peruanos tienen el reto de levantar al Perú. Y escoja, señor presidente electo, a los mejores y más capacitados, que no sean el sectarismo o la miopía los filtros hacia los más brillantes.
 
En los años 50, la instrucción pre-militar, subrayaba un grito a todo pulmón: ¡Antes que todo el Perú! Es hora de volver a gritarlo a los cuatro vientos.
 
Recuerdo nítidamente, en 1952, cuando cursaba el tercero de media en el colegio nacional Dos de Mayo en el Callao, mi profesor Vergaray –persona muy correcta, de origen serrano- y (nosotros éramos incorregibles, palomillas), exclamó muy molesto y bravo y lanzó un sonoro carajo y nos dijo:
 
“En dos años dejarán el colegio y pregúntense ustedes: ¿qué harán por el Perú?”.
 
Se adelantó 20 años al famoso discurso del presidente John Kennedy de los Estados Unidos que exclamó: “No preguntes que puede hacer los EE.UU. por ti; pregúntate ¿qué quedes hacer tú por los EE.UU.?”.
 
 
¡Sí podemos profesor Castillo!
 
Hermanos peruanos, la Patria nos necesita. Manos a la obra. Aprendamos de nuestros errores.