Política

¿Cuántos años de cárcel?

hcmujica@gmail.com
CAL
13 de diciembre del 2023

Informe
Señal de Alerta-Herbert Mujica Rojas
14-12-2023

¿Cuántos años de cárcel?

En la madriguera de la Av. Santa Cruz, pocos días atrás, se reunieron los derechistas recalcitrantes, reaccionarios por convicción y temperamento. Dieron demostración anticipada de un anti-carisma pues a la gran mayoría se le vincula con tráfico de influencias, extorsiones, mañas delictivas y profunda mediocridad intelectual o profesional.

Con toda seguridad que no hay en ese colectivo a las derechas, alguien con olfato y talento para la oportunidad. Lejos de exhibir un atractivo racimo de personas, mostraron a símbolos incontrastables de la deshonestidad, de esos que consiguen a punta de cubileteos sus diplomas de buena conducta que jueces venales rifan al mejor postor.

Con inexacta mención algunos periodistas afirmaron que había sido una “demostración del Apra”. César Hildebrandt sostuvo “de lo que queda del Apra”. En puridad de verdad lo que se vio fue a los alanistas, depredadores por naturaleza que envilecen cuanto está en su cercanía.

Ensayé en ¡Alanismo: cáncer moral y político! https://bit.ly/33I1DaR 25-6-2013:

“Tiempo atrás sostuve y lo reafirmo:

No hay escatología o injuria en que no hayan incurrido los ladrones alanistas: destruyeron al Partido, lo despojaron de ideología, pulverizaron la Fraternidad, lo anemizaron en su concepción social de Frente Unico de Trabajadores Manuales e Intelectuales, escupieron sobre el sacrificio de sus héroes y mártires, convirtieron el robo y la monra en “formas de vida” y la mejor demostración es que para el habitante común y corriente “todos los apristas son vulgares rateros”. Al estafador, caco y vil exaccionador simplemente hay que reconocerlo como tal. Y de manera vitalicia”.

Nótese el uso del término y la fecha de su enunciación:

“Uno de los contrabandos más eximios, de esos que parecen verdad pero son más bien aparentes que reales, ha sido la especie que pretende mimetizar al aprismo con la carrera particular, personal, absolutamente angurrienta de mando del señor Alan García Pérez, ex presidente del Perú, durante el bochornoso, por aventurero, quinquenio de ejercicio gubernativo entre 1985-1990. Así, la noche de 1992, cuando la fuga del Mozallón por los techos, tras una incómoda estancia en un barril sin agua, hacia Colombia, se estudió bien el destino. Entre 1949-1954, Haya de la Torre fue inquilino forzado de la Embajada de Colombia porque la dictadura odriísta lo mantuvo virtualmente preso. Pero Víctor Raúl fue creador de una doctrina con atisbos audaces de propuesta latinoamericana. Al conjuro de su voz y de su formidable presencia moral, las multitudes encaminaban sus protestas, entonaban sus cantos, marchaban a la revuelta, morían frente a los paredones o se pudrían en las ergástulas. Eran los tiempos en que el destino de una buena parte de peruanos era: encierro, destierro, entierro." ¡El aprismo es aprismo, no alanismo!
http://www.voltairenet.org/article163796.html, Liberación , 20-1-2001.

Los días transcurren y las demostraciones públicas de la ex fiscal de la Nación son, la una peor que la anterior, de una insólita pobreza intelectual, política o jurídica. Sorprende que haya llegado a un puesto de alta responsabilidad.

La colectividad aprista fue muy importante y decisiva, con aciertos y yerros desde 1930. Su mejor demostración fue la limpieza acrisolada de sus dirigentes. Hasta 1980 se les podía llamar fanáticos, sectarios, intolerantes pero jamás rateros, ladrones, estafadores o traficantes de influencias.

¿Qué pasó después y luego de dos experiencias gubernamentales del señor Alan García Pérez entre 1985-90; 2006-11? Para el habitante común y corriente los miembros de esa agrupación eran depredadores y ladrones en grado sumo. Y no son pocos los casos que jamás fueron aclarados.

¿Qué ocurre con los militantes apristas que los hay en todo el país? ¿Van a dejar que el edificio termine de caerse y quede en manos de destructores, rufianes y desalmados insospechables de cualquier limpieza y perversos?

El resto del cuerpo político nacional también sufre una descomposición acelerada. Con líderes de juguete que no funcionan si no es con sueldos del Estado o de las organizaciones internacionales que ya casi no lo dan. También hay farsantes con discurso social pero rápida mano para cobrar emolumentos copiosos.

El próximo 2024 el Apra cumplirá el centenario de su fundación acaecida el 7 de mayo en México. O rescate integral y de profunda vocación social o pompas fúnebres grises y con nombres y apellidos a los que culpar.

¿Cuántos años de cárcel?

 

 

Tags relacionados

Relacionadas

Política

¿Cuántos años de cárcel?

hcmujica@gmail.com
CAL
13 de diciembre del 2023

Informe
Señal de Alerta-Herbert Mujica Rojas
14-12-2023

¿Cuántos años de cárcel?

En la madriguera de la Av. Santa Cruz, pocos días atrás, se reunieron los derechistas recalcitrantes, reaccionarios por convicción y temperamento. Dieron demostración anticipada de un anti-carisma pues a la gran mayoría se le vincula con tráfico de influencias, extorsiones, mañas delictivas y profunda mediocridad intelectual o profesional.

Con toda seguridad que no hay en ese colectivo a las derechas, alguien con olfato y talento para la oportunidad. Lejos de exhibir un atractivo racimo de personas, mostraron a símbolos incontrastables de la deshonestidad, de esos que consiguen a punta de cubileteos sus diplomas de buena conducta que jueces venales rifan al mejor postor.

Con inexacta mención algunos periodistas afirmaron que había sido una “demostración del Apra”. César Hildebrandt sostuvo “de lo que queda del Apra”. En puridad de verdad lo que se vio fue a los alanistas, depredadores por naturaleza que envilecen cuanto está en su cercanía.

Ensayé en ¡Alanismo: cáncer moral y político! https://bit.ly/33I1DaR 25-6-2013:

“Tiempo atrás sostuve y lo reafirmo:

No hay escatología o injuria en que no hayan incurrido los ladrones alanistas: destruyeron al Partido, lo despojaron de ideología, pulverizaron la Fraternidad, lo anemizaron en su concepción social de Frente Unico de Trabajadores Manuales e Intelectuales, escupieron sobre el sacrificio de sus héroes y mártires, convirtieron el robo y la monra en “formas de vida” y la mejor demostración es que para el habitante común y corriente “todos los apristas son vulgares rateros”. Al estafador, caco y vil exaccionador simplemente hay que reconocerlo como tal. Y de manera vitalicia”.

Nótese el uso del término y la fecha de su enunciación:

“Uno de los contrabandos más eximios, de esos que parecen verdad pero son más bien aparentes que reales, ha sido la especie que pretende mimetizar al aprismo con la carrera particular, personal, absolutamente angurrienta de mando del señor Alan García Pérez, ex presidente del Perú, durante el bochornoso, por aventurero, quinquenio de ejercicio gubernativo entre 1985-1990. Así, la noche de 1992, cuando la fuga del Mozallón por los techos, tras una incómoda estancia en un barril sin agua, hacia Colombia, se estudió bien el destino. Entre 1949-1954, Haya de la Torre fue inquilino forzado de la Embajada de Colombia porque la dictadura odriísta lo mantuvo virtualmente preso. Pero Víctor Raúl fue creador de una doctrina con atisbos audaces de propuesta latinoamericana. Al conjuro de su voz y de su formidable presencia moral, las multitudes encaminaban sus protestas, entonaban sus cantos, marchaban a la revuelta, morían frente a los paredones o se pudrían en las ergástulas. Eran los tiempos en que el destino de una buena parte de peruanos era: encierro, destierro, entierro." ¡El aprismo es aprismo, no alanismo!
http://www.voltairenet.org/article163796.html, Liberación , 20-1-2001.

Los días transcurren y las demostraciones públicas de la ex fiscal de la Nación son, la una peor que la anterior, de una insólita pobreza intelectual, política o jurídica. Sorprende que haya llegado a un puesto de alta responsabilidad.

La colectividad aprista fue muy importante y decisiva, con aciertos y yerros desde 1930. Su mejor demostración fue la limpieza acrisolada de sus dirigentes. Hasta 1980 se les podía llamar fanáticos, sectarios, intolerantes pero jamás rateros, ladrones, estafadores o traficantes de influencias.

¿Qué pasó después y luego de dos experiencias gubernamentales del señor Alan García Pérez entre 1985-90; 2006-11? Para el habitante común y corriente los miembros de esa agrupación eran depredadores y ladrones en grado sumo. Y no son pocos los casos que jamás fueron aclarados.

¿Qué ocurre con los militantes apristas que los hay en todo el país? ¿Van a dejar que el edificio termine de caerse y quede en manos de destructores, rufianes y desalmados insospechables de cualquier limpieza y perversos?

El resto del cuerpo político nacional también sufre una descomposición acelerada. Con líderes de juguete que no funcionan si no es con sueldos del Estado o de las organizaciones internacionales que ya casi no lo dan. También hay farsantes con discurso social pero rápida mano para cobrar emolumentos copiosos.

El próximo 2024 el Apra cumplirá el centenario de su fundación acaecida el 7 de mayo en México. O rescate integral y de profunda vocación social o pompas fúnebres grises y con nombres y apellidos a los que culpar.

¿Cuántos años de cárcel?

 

 

Tags relacionados