Salud Mental

Comunicacion: escuchar y expresar sentimientos adecuadamente

webmaster@senaldealerta.pe
pareja sonriendo, en Comunicacion
25 de enero del 2022

foto de isabel peña

por Isabel Peña Rodríguez; isabelpenarodriguez@yahoo.com

Para una comunicación afectiva, es importante tanto lo que decimos como el cómo lo decimos. Llegar a darse cuenta de las gratificaciones que necesita la pareja es un gran paso en el proceso de la comunicación, pero saber qué decir sin la habilidad para trasmitir el mensaje puede transformar las gratificaciones en actos desagradables.

La expresión emocional la aprendemos de modo casual de nuestros modelos de roles así como de nuestros padres, hermanos y amigos, y desde el correctivo feedback interpersonal que nuestra joven comunicación intenta recibir. Aprender a expresar sentimientos de una forma eficaz requiere practicar en las sesiones de terapia y también en casa. La práctica repetida es la base del aprendizaje.

El proceso de la comunicación

La comunicación incluye recibir, procesar y trasmitir información y requiere la existencia de tres elementos: el emisor, el receptor y el mensaje. El proceso de comunicación se conceptualiza incluyendo los siguientes aspectos:

  • Al recibir el mensaje: escuchar correctamente y determinar los sentimientos y la intención del otro.
  • Al procesar el mensaje: situar el mensaje dentro del contexto, pensar en las opciones de respuesta y sopesar las consecuencias respectivas de cada opción.
  • Al devolver el mensaje: escoger el momento de la respuesta y utilizar habilidades verbales y no verbales.

Etapas cuando aprenden a mejorar las habilidades de comunicación

  • Confusión: hay una sensación de que algo no está funcionando bien, pero la persona no sabe qué es. Los intentos ocasionales se dirigen a la mejoría, pero habitualmente sólo generan mayor confusión y frustración.
  • Darse cuenta: la explicación y demostración del terapeuta lleva a un reconocimiento de que hay diversos estilos y grados de comunicación.
  • Torpeza: la pareja intenta nuevos modos de comunicación pero comprende que quedan cortos en el modelo observado durante el período de conocimiento. Inicialmente se perciben como falsos, lo que hace que quieran abandonar el ejercicio o aplazarlo. En esta etapa, la dedicación y entrenamiento del terapeuta, seguida de tareas cuidadosamente estructuradas y de feedback, pueden vencer los sentimientos de torpeza y artificialidad.
  • Pericia: generalmente, las personas adquieren las diversas habilidades y disfrutan del dominio de las nuevas técnicas aprendidas. Sin embargo todavía tienen que forzarse a sí mismas para llevar a cabo las técnicas. Esta es la etapa en que debemos de ser más eficaces. Se requiere que las tareas sean más prácticas y consistentes para prevenir que la pareja abandone a mitad de camino.
  • Integración: las habilidades de comunicación ya no se asocian a la sesión ya que han llegado a formar parte del modo de actuar de cada cónyuge. Lo sienten como algo suyo y no como algo impuesto desde el exterior.

Miller propone cinco dimensiones en las que se basa el exacto conocimiento del envío y recepción de mensajes:

  • Hacer: describir las propias preguntas. Ejemplo: “Yo no sugerí salir a cenar la última noche porque me dolía la cabeza. ¿Qué tal si vamos hoy?.”
  • Querer: describir las propias intenciones. Ejemplo: “Me gustaría salir a cenar esta noche.”
  • Sentir: describir las propias emociones. Ejemplo: "Estoy contento/a y me gustaría salir a cenar. ¿Te apetece ir a ti también?"
  • Pensar: describir las propias interpretaciones. Ejemplo: “Pareció contrariarte que no saliésemos a cenar la última noche”
  • Percibir: describir lo que uno ve, oye y toca. “¿No quieres salir a cenar? Pareces indeciso/a y tienes el ceño fruncido.”

Cuando la pareja describe sus conductas, intenciones, emociones, interpretaciones y percepciones, no debe dar por supuesto que su compañero/a va a entender y saber lo que está haciendo. El darse cuenta se debe practicar a través del reflejo y la verificación de los mensajes que se recibe. (www.xinegia.org)

Tu salud mental nos interesa
Llámanos: 944 433 166; 995 006 364

Tags relacionados

Relacionadas

Salud Mental

Comunicacion: escuchar y expresar sentimientos adecuadamente

webmaster@senaldealerta.pe
pareja sonriendo, en Comunicacion
25 de enero del 2022

foto de isabel peña

por Isabel Peña Rodríguez; isabelpenarodriguez@yahoo.com

Para una comunicación afectiva, es importante tanto lo que decimos como el cómo lo decimos. Llegar a darse cuenta de las gratificaciones que necesita la pareja es un gran paso en el proceso de la comunicación, pero saber qué decir sin la habilidad para trasmitir el mensaje puede transformar las gratificaciones en actos desagradables.

La expresión emocional la aprendemos de modo casual de nuestros modelos de roles así como de nuestros padres, hermanos y amigos, y desde el correctivo feedback interpersonal que nuestra joven comunicación intenta recibir. Aprender a expresar sentimientos de una forma eficaz requiere practicar en las sesiones de terapia y también en casa. La práctica repetida es la base del aprendizaje.

El proceso de la comunicación

La comunicación incluye recibir, procesar y trasmitir información y requiere la existencia de tres elementos: el emisor, el receptor y el mensaje. El proceso de comunicación se conceptualiza incluyendo los siguientes aspectos:

  • Al recibir el mensaje: escuchar correctamente y determinar los sentimientos y la intención del otro.
  • Al procesar el mensaje: situar el mensaje dentro del contexto, pensar en las opciones de respuesta y sopesar las consecuencias respectivas de cada opción.
  • Al devolver el mensaje: escoger el momento de la respuesta y utilizar habilidades verbales y no verbales.

Etapas cuando aprenden a mejorar las habilidades de comunicación

  • Confusión: hay una sensación de que algo no está funcionando bien, pero la persona no sabe qué es. Los intentos ocasionales se dirigen a la mejoría, pero habitualmente sólo generan mayor confusión y frustración.
  • Darse cuenta: la explicación y demostración del terapeuta lleva a un reconocimiento de que hay diversos estilos y grados de comunicación.
  • Torpeza: la pareja intenta nuevos modos de comunicación pero comprende que quedan cortos en el modelo observado durante el período de conocimiento. Inicialmente se perciben como falsos, lo que hace que quieran abandonar el ejercicio o aplazarlo. En esta etapa, la dedicación y entrenamiento del terapeuta, seguida de tareas cuidadosamente estructuradas y de feedback, pueden vencer los sentimientos de torpeza y artificialidad.
  • Pericia: generalmente, las personas adquieren las diversas habilidades y disfrutan del dominio de las nuevas técnicas aprendidas. Sin embargo todavía tienen que forzarse a sí mismas para llevar a cabo las técnicas. Esta es la etapa en que debemos de ser más eficaces. Se requiere que las tareas sean más prácticas y consistentes para prevenir que la pareja abandone a mitad de camino.
  • Integración: las habilidades de comunicación ya no se asocian a la sesión ya que han llegado a formar parte del modo de actuar de cada cónyuge. Lo sienten como algo suyo y no como algo impuesto desde el exterior.

Miller propone cinco dimensiones en las que se basa el exacto conocimiento del envío y recepción de mensajes:

  • Hacer: describir las propias preguntas. Ejemplo: “Yo no sugerí salir a cenar la última noche porque me dolía la cabeza. ¿Qué tal si vamos hoy?.”
  • Querer: describir las propias intenciones. Ejemplo: “Me gustaría salir a cenar esta noche.”
  • Sentir: describir las propias emociones. Ejemplo: "Estoy contento/a y me gustaría salir a cenar. ¿Te apetece ir a ti también?"
  • Pensar: describir las propias interpretaciones. Ejemplo: “Pareció contrariarte que no saliésemos a cenar la última noche”
  • Percibir: describir lo que uno ve, oye y toca. “¿No quieres salir a cenar? Pareces indeciso/a y tienes el ceño fruncido.”

Cuando la pareja describe sus conductas, intenciones, emociones, interpretaciones y percepciones, no debe dar por supuesto que su compañero/a va a entender y saber lo que está haciendo. El darse cuenta se debe practicar a través del reflejo y la verificación de los mensajes que se recibe. (www.xinegia.org)

Tu salud mental nos interesa
Llámanos: 944 433 166; 995 006 364

Tags relacionados