Sexualidad y salud mental, disfunciones más comunes II

Lun, 08/10/2020 - 12:09 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
por Isabel Peña Rodríguez*; isabelpenarodriguez@yahoo.com
 
11-8-2020
 
Proseguimos en la descripción:
 
Trastorno de dolor genito-pélvico/penetración, este trastorno disfuncional tiene cuatro dimensiones que a menudo presentan comorbilidad entre sí: dificultades para mantener relaciones sexuales, temor al dolor o a la penetración vaginal, dolor genito-pélvico, tensión en los músculos del suelo pélvico. Cualquiera de estas dimensiones sintomáticas resulta suficiente para provocar un malestar clínicamente significativo, es importante evaluar las cuatro dimensiones.
 
En la evaluación de este trastorno se deberían de tomar en cuenta varios factores, dado que pueden ser relevantes para la etiología o el tratamiento: factores de la pareja (problemas sexuales, estado de salud); factores de la relación (comunicación pobre, discrepancias en el deseo de mantener la actividad sexual); factores de vulnerabilidad individual (imagen corporal pobre, antecedentes de abuso sexual o emocional); comorbilidad psiquiátrica (depresión, ansiedad) o factores de estrés (pérdida del empleo, duelo); factores culturales o religiosos (inhibición en relación a prohibiciones de la actividad sexual, actitudes hacia la sexualidad), y factores médicos relevantes para el pronóstico, el curso o el tratamiento. Cada uno de estos factores puede contribuir de distinta manera a los síntomas que presentan las diferentes mujeres con este trastorno.
 
Trastorno de deseo sexual hipoactivo en el varón, hay que tener en cuenta el contexto interpersonal. “Discrepancia en el deseo”, el hombre tiene menor deseo de mantener relaciones sexuales que su pareja.
 
En la evaluación de este trastorno se deberían de tomar en cuenta varios factores, dado que  pueden ser relevantes para la etiología o el tratamiento: factores de la pareja (problemas sexuales, estado de salud); factores de la relación (comunicación pobre, discrepancias en el deseo de mantener la actividad sexual); factores de vulnerabilidad individual (imagen corporal pobre, antecedentes de abuso sexual o emocional); comorbilidad psiquiátrica (depresión, ansiedad) o factores de estrés (pérdida del empleo, duelo); factores culturales o religiosos (inhibición en relación a prohibiciones de la actividad sexual, actitudes hacia la sexualidad), y factores médicos relevantes para el pronóstico, el curso o el tratamiento. Cada uno de estos factores puede contribuir de distinta manera a los síntomas que presentan los diferentes hombres.
 
Eyaculación prematura (precoz), este trastorno se manifiesta por la eyaculación que tiene lugar antes o poco tiempo después de la penetración vaginal.
 
Los siguientes factores pueden ser relevantes en la evaluación de cualquier disfunción sexual: factores de pareja ( problemas sexuales, estado de salud); factores de la relación (comunicación pobre, discrepancias en el deseo de mantener la actividad sexual); factores de vulnerabilidad individual (imagen corporal pobre, antecedentes de abuso sexual o emocional); comorbilidad psiquiátrica (depresión, ansiedad) o factores de estrés (pérdida del empleo, duelo); factores culturales o religiosos (inhibición en relación a prohibiciones de la actividad sexual, actitudes hacia la sexualidad), y factores médicos relevantes para el pronóstico, el curso o el tratamiento.
 
Fuente: DSM – 5, 5ª Edición
 
…………………………………………………………………………………………………..
 
*Psicoterapeuta
 
Consultas: 944 433 166; 995 006 364,