El lenguaje del cuerpo no miente

Lun, 02/24/2020 - 17:53 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
por Isabel Peña Rodríguez*; isabelpenarodriguez@yahoo.com
 
25-1-2020
 
La voz, el cuerpo, el gesto, la estructura muscular, la manera de ocupar el espacio, los colores típicos, la forma de escribir y hasta el olfato son, por separado, signos específicos, abecedarios, diferentes lenguajes particulares que posee el ser humano para manifestar el complejo mundo psicológico en que vive.
 
Si la palabra engaña, el cuerpo no miente y por lo tanto el lenguaje somático contiene una riqueza incalculable.
 
El ser humano es una unidad con varios canales de lectura  que utiliza para comunicar su mundo interior, sus dificultades emocionales, existenciales, así como también su potencial para hacer frente a la vida.
 
Una persona puede decir que se encuentra perfectamente bien, sin embargo, se le puede ver ansiedad o depresión en su rostro y gestos.
 
Nuestro rostro
 
Después de las palabras, la expresión facial es el aspecto que más se observa.
 
Movimientos corporales y gestos de las personas
 
El cuerpo de la persona es su don fundamental, ya que los terapeutas observan las manos, los brazos, cuello, hombros, piernas, lo cual brinda una impresión general de la fortaleza física básica de la persona y su estilo de vida.
 
Cuando un paciente va a terapia es muy importante observar las manos cuando habla. Ellos/as pueden irse hacia adelante y elaborar con habilidad un tema cualquiera. Pueden demostrar tensión. Un gesto simple, las manos en la boca puede ser un signo de que están pensando, no sé qué decir, seré muy cauto al hablar, etc.
 
Sería muy conveniente que un gesto determinado significara siempre lo mismo, pero sus significados defieren tanto de las personas. Un gesto que frecuentemente es defensivo es cruzar los brazos sobre el pecho.
 
Un gesto es más claro y comprensible en el contexto general de la conducta de una persona.
 
Cualidades de la voz
 
La cualidad de la voz es uno de los medios menos comprensibles en su contenido y menos aprovechado terapéuticamente en su real dimensión, sin embargo es una vía para comprender realmente a una persona.
 
Una persona que reflexiona profundamente tiende  a hablar de manera lenta, midiendo sus palabras. Lo opuesto lo encontramos en el pensador volátil que corre entre racimos de palabras no se detiene ni piensa lo que dice.
 
Ver y escuchar al sentimiento
 
El sentimiento se demuestra a través de muchos aspectos que están relacionados entre sí. Nuestro rostro expresa una característica emocional más dramática. Nuestra voz puede temblar como si el sentimiento se quebrara al formarse las palabras. Los gestos pueden revitalizarse y los ojos enrojecerse y humedecerse rápidamente.
 
Sin embargo no intente controlar o retener sus lágrimas, es saludable para el organismo llorar.
 
Las lágrimas son significados que salen burbujeando hasta la superficie, permanecen en ella mientras el significado permanezca bloqueado en la persona.
…………………………..
 
*Psicoterapeuta
 
Consultas: 995 006 364, 944 433 166, (01) 303 1413