¡Caso de agresividad y desborde de conducta!

Lun, 11/16/2020 - 10:12 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
 
por Isabel Peña Rodríguez;*isabelpenarodriguez@yahoo.com
17-11-2020
 
Caso 2
 
Luis es un adolescente de 16 años que no logra explicarse cómo es que se encuentra con su abuelo esperando por una entrevista con la psicóloga en un centro de trata de familias. Está enfadado, pero no le queda más remedio que estar allí.
 
Pero Luis sabe que su abuelo ya avisó de su enfado, le ha oído decir por teléfono que “el chico dice que irá a la fuerza pero que no va a hablar, que no va a decir nada”. El abuelo también está nervioso, siente que no puede hacer mucho más y que la actitud agresiva de Luis en el último año se desbordó; está cansado, impotente y tiene una enorme necesidad de que este servicio consiga cambiar la actitud de su nieto.
 
Cuando la terapeuta les recibe y comienza hablar con ellos la tensión es muy grande. El abuelo está muy pendiente de cómo va a reaccionar Luis, al punto de que no puede poner mucha atención a las preguntas que le hace la terapeuta. Luis está tenso porque no soporta la preocupación y la vigilancia de su abuelo, pero está comprobando que al menos puede hacerle ver que se siente atrapado y que no es justo obligarle a pasar por esto; le cuesta también atender a la psicóloga, aunque para su sorpresa, no se encuentra demasiado incómodo con la manera en que ella ha comenzado, al menos no se ha centrado en la lista de quejas que trae su abuelo preparadas.
 
Mar de fondo
 
Luis vive desde muy pequeño con sus abuelos, a los que les llama papá al abuelo y mamá, nació cuando sus padres eran muy jóvenes y su matrimonio duro tres años. Su madre se estableció en otra ciudad para trabajar en un negocio familiar y su padre desapareció por un tiempo largo.
 
Luis tuvo un diagnóstico de diabetes en su infancia y la necesidad de cuidados médicos añadida a la situación de precariedad económica y separación de sus padres hizo que siempre estuviese en un acogimiento y cuidado por sus abuelos. Sin embargo nunca perdió el contacto con su madre y luego tuvo períodos en los que su padre aparecía y mantenía cierto contacto con él, relación que jamás resultó estable.
 
Los problemas de comportamiento de Luis, salir sin respetar el horario establecido por los abuelos, fumar en demasía (droga), no ir a clase, suspender muchas asignaturas, falta de respeto a los profesores y, además de ello, la agresividad con sus abuelos.
 
Estos decidieron pedir ayuda al padre biológico de Luis que respondió positivamente y comenzó a venir a la casa de para advertirle que se iba a ocupar de controlar su comportamiento inaceptable. Luis vivió estas visitas como una gran traición por parte de sus abuelos, con una gran rabia y cada visita se convirtió en agria discusión. En la tercera visita del padre la discusión derivó en agresividad y Luis propinó a su padre un golpe y un empujón que le arrojaron al suelo.
 
El padre denunció la agresión con la anuencia de los abuelos y la crisis generó una prescripción de tratamiento de Luis.
 
Este caso continuará. (Pasos para crear el sistema terapéutico que integre a la familia)
………………………………………………………………………………………………
 
 
*Psicoterapeuta
Consultas: 995 006 364, 944 433 166
Consultorio: Los Alguaciles 487 – Altura de la Cdra. 53 de la Av. Benavides - Surco