Sociología andina: una propuesta

Sáb, 11/09/2019 - 18:39 -- alerta
Pablo Masías
 
por Pablo Masías Núñez del Prado; pmasias@yahoo.com
11-11-201
 
Recientemente he publicado el libro: Sociología Andina. Lógica, teoría y método, que será presentado próximamente en el Colegio de Sociólogos de Arequipa, Perú.
 
Principalmente orientado a los investigadores sociales andinos o a los que trabajan sobre poblaciones andinas, tratando de remarcar las particularidades que creo que corresponden.
Así la teoría y metodología de esta nueva, y al mismo tiempo antigua sociología, se sustenta en  reconocerle la siguiente base: Lógicamente, complementaria; Teóricamente, analítica; Metodológicamente, experimental;  con la especial particularidad, de que reconoce  una metodología, intuitiva y empática.
 
La propuesta de una "sociología andina" se sustenta en los siguientes hechos:
 
  1. Continuación consciente de la evolución
 
La evolución humana, tiene un quiebre universal con el surgimiento de la sociología, que la continúa de manera consciente y voluntaria con los aportes de su pensamiento que están formados por su gnoseología, lógica y cosmovisión.
 
Las adecuaciones que producen los humanos para seguir viviendo (sobrevivir), como todos los demás organismos, son remplazadas por la interdependencia que entablan utilizando el lenguaje que desarrollan para pensar; y que les permiten transformar el medio en su beneficio.
Ese hecho explica por qué los primeros sociólogos fueran evolucionistas; y que la evolución hasta nuestros días sea confundida y mezclada con la sociología. Siendo sólo su continuación consciente, aprovechando el desarrollo del pensamiento humano, que lo encumbra sobre las demás especies.
 
  1. Basada en la lógica complementaria
 
La sociología es andina en tanto y en cuanto utiliza como punto de partida su lógica "complementaria", que es la respuesta natural al carácter incompleto de todos los seres vivos del planeta.
 
A diferencia de las lógicas formal (aristotélica) y dialéctica, percibiendo que los seres vivos son complementarios, porque todos dependen de todos, hay una tendencia natural a la cooperación ("apoyo mutuo") para sobrevivir y desarrollarse, quedando sólo como segunda posibilidad la "competencia" que se resuelve con una "lucha de opuestos".
 
Así la supuesta "lucha de contrarios", que en realidad  sólo es "lucha de opuestos", porque no se ha podido demostrar que existan "contrarios" esenciales, solo se produce en ausencia de la complementariedad, que es la primera y más plausible posibilidad.
 
Por eso, los cambios sociales, como la historia lo viene demostrando, no son el resultado lógico y necesario del devenir social, sino por "desequilibrios", cuando no se produce la debida correspondencia.
 
3. Dentro del consenso conceptual
El desarrollo de la sociología, que tiene decenas de escuelas y teorías, al  finalizar el siglo XX ha llegado a una suerte de consenso conceptual, que acepta que su objeto de estudio es la "interdependencia" humana, en lo que encaja perfectamente la sociología andina, por ser complementaria. Porque no puede haber mejor interdependencia, que la complementaria, ya que es espontánea y natural, como resultado de su cosmovisión naturista de "incompletitud".
 
  1. Con el desarrollo analítico
 
Se inscribe plenamente dentro de un método analítico, porque desde las partes llega inductivamente al todo. Y para ello disecciona los hechos sociales, para estudiarlos detallada y profundamente.
 
Y la sociología en el tiempo en que viene desarrollándose ha estado orientada en esa dirección, en lograr el mejor análisis y estudio de los acontecimientos sociales, producidos por la interdependencia de los individuos y sus instituciones.
 
  1. Experimental como su gnoseología
 
Porque percibe los hechos sociales como "objetos" debidamente observables, detallada y profundamente. Como "fáctica experimental" es su gnoseología, que parte de su cosmovisión inmanente de la naturaleza.  En la que sólo existe lo que se puede percibir sensorialmente
Y los resultados de su observación y estudio son comprobados y medibles. Y hasta se pueden expresar  matemáticamente, estadísticamente.
 
  1. Intuitiva y empática
 
Tratándose de una población con una evolución "adicional" de 20 mil años, la cooperación le exigió un mayor desarrollo de la empatía, para comprender el pensamiento de los demás y sentir como ellos. Indispensable para ponerse de acuerdo en el "apoyo mutuo" que tuvieron que practicar perentoriamente frente a la fatiga corporal producida por la hipoxia de la mayor altura sobre el nivel del mar.
 
Y la extraordinaria intuición para pergeñar una cosmovisión naturista: panviva, consubstancial, de imcompletitud, holista y de inmanencia.
 
Empatía e intuición, que no sólo está presente en la interdependencia de la población que se estudia, sino en los mismos investigadores sociales andinos, que utilizarán esta sociología para tratar de comprenden sin ninguna tutela colonialista, su historia y realidad.
 
7 Precursor: Gamaniel Churata
 
Es un genuino precursor de la sociología andina, por los análisis que hizo de la interdependencia de la población andina en la segunda mitad del siglo XX, en los que demuestra su certera intuición sobre temas que aún la sociología actual no logra abordar ni comprender.
 
Además de la desbordante empatía que expresa no sólo en su comprometida actividad literaria y periodística, sino política, al alinearse con las causas populares, aunque principalmente en la defensa de la población andina.
Además de la calidad y nivel de su obra literaria inscrita dentro de una corriente" vanguardista indigenista", como en su momento se le calificó. Y que hasta la fecha no se termina de descifrar.
 
En resumen, ahora tenemos una nueva sociología, que ha significado ensamblar la lógica "complementaria" y la cosmovisión andina "naturista" con la más reciente y depurada teoría sociológica "analítica" y su metodología experimental, sin negar ni disimular un ápice de su contenido intuitivo y empático, que especialmente la particulariza.
 
Con el agregado de la propuesta de reconocer y destacar  a un personaje tan enigmático como Gamaniel Churata (Arturo Peralta Miranda) como precursor fundamental de la sociología andina.