Salud mental: ¡Prevención, Perspectiva Nacional!

Lun, 06/03/2019 - 15:13 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
por Isabel Peña Rodríguez*; isabelpenarodriguez@yahoo.com
 
4-6-2019
 
Las enfermedades mentales, representan un problema de salud pública para nuestro país, no disponemos de intervenciones eficaces y muchas veces son insuficientes, habiendo una alta tasa de morbilidad y mortalidad en los diferentes grupos etarios. En los últimos años se han hecho algunos esfuerzos para desarrollar estrategias para la detección temprana de las personas que sufren de alguna enfermedad mental como también intervenciones de prevención o también retrasar la progresión del mal.
 
¿Qué es prevenir? Son todas aquellas acciones, procedimientos, intervenciones integrales orientadas a las personas y a las familias, con la finalidad de mejorar sus condiciones de vida y disfrutar de ellas y mantenerse sanos. La prevención actúa en 4 niveles:
 
Nivel Primario.- Eliminar las causas que puedan derivar en una enfermedad.
 
Nivel Secundario.- Detectar la enfermedad en etapa temprana.
 
Nivel Terciario.- Evitar que la enfermedad una vez instalada empeore.
 
Nivel Cuaternario.- Evitar que el paciente sea sobre-diagnosticado o su dolencia sea sobre- tratada.
 
Las enfermedades mentales: trastornos del ánimo, esquizofrenia, trastorno bipolar, ansiedad generalizada y otras son un problema muy importante en la salud pública, son reconocidas como crónicas e incapacitantes y que tienen un alto costo en lo que se refiere al tratamiento y ¡requieren estar en la agenda pública del Estado con urgencia!
 
El Estado tiene que aterrizar en soluciones eficaces.
 
Uno de los sueños de los profesionales de la salud mental, es poder llegar antes que se desarrolle la enfermedad, para esto es muy importante tener en cuenta LA PREVENCION y trabajar con los pacientes que se encuentran en el primer nivel.
 
Es obvia y contundente la relación entre factores de riesgo y de protección y el desarrollo de las enfermedades mentales. Tanto los factores de riesgo como los protectores pueden influir individual, familiar y socialmente como también en un nivel macro, mediante factores económicos y culturales.
 
Generalmente, la enfermedad mental se produce por el efecto acumulativo de la presencia de múltiples factores de riesgo, la falta de factores protectores y la interacción de situaciones de riesgo y protección, lo que predispone a los individuos a cambiar de una condición mentalmente saludable a una mayor vulnerabilidad, luego a un problema mental y, finalmente, a una enfermedad mental con todas sus características.
 
Por ejemplo, experiencias estresantes en la vida, tales como exposición a la violencia y deficiente salud física, están reconocidos como factores de riesgo para los trastornos mentales, igualmente podríamos decir que la pobreza y pobreza extrema son un riesgo de enfermedad mental.
 
Es muy importante involucrar a los miembros de la comunidad en el desarrollo de la salud mental, como también empoderarlos a que tomen conciencia y tengan la capacidad para actuar ante situaciones de riesgo, lo cual genera un mayor control de la comunidad sobre su salud.
 
¡Prevención, Perspectiva Nacional!
 …………………………….
 
*Psicoterapeuta Gestalt