Síndrome de agotamiento profesional (SAP) en casos de atención a víctimas de violencia

Lun, 11/25/2019 - 12:15 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
por Isabel Peña Rodríguez*; isabelpenarodriguez@yahoo.com
 
26-11-2019
 
El síndrome de agotamiento profesional (SAP), como resultado de la atención a personas afectadas por violencia basada en género, convierte en depositarios/as de historias crueles de abuso y de dolor ajeno a muchos profesionales porque el contacto y sufrimiento humano es afrontado continuamente.  
 
Profesionales que se encuentran en riesgos de afectarse por el SAP y problemáticas relacionadas como la traumatización vicaria y la movilización de las propias historias de violencia.
 
La salud integral de los profesionales está en riesgo de afectarse y tener serias repercusiones, lo que a su vez trae implicancias desfavorables en su desempeño laboral, relaciones interpersonales en general y en la calidad de atención.
 
La práctica del cuidado y autocuidado emerge como necesidad prioritaria para preservar la salud y bienestar general de la y los profesionales que atienden a personas afectadas por violencia basada en género, es decir como una respuesta preventiva, oportuna e indispensable para proteger, recuperar su buen estado de salud y, paralelamente, salvaguardar que las víctimas de violencia que requieren ayuda y acuden a su servicio, reciban una atención efectiva y de calidad.
 
Es imprescindible prevenir, proteger y atender casos de violencia hacia las mujeres y la familia, atender a víctimas de trata de personas, así como proteger y promover los derechos de las mujeres.
 
Estos profesionales en su quehacer diario buscan fortalecer y generar nuevos aportes dentro del tema del cuidado y autocuidado así como resaltar la importancia de considerar esta práctica como una necesidad prioritaria al ser incorporada e institucionalizada en los servicios que brindan atención a personas afectadas por la violencia basada en género, como una oportunidad de mejorar la calidad de la atención ofrecida y como una forma en que los y las profesionales ejercen su derecho a la salud mental.
 
En los contextos laborales existen factores psicosociales relacionados con el trabajo, el desempeño de funciones, tareas encomendadas e incluso con el entorno que vienen a ser condiciones con capacidad de afectar el desarrollo del trabajo y la salud de los trabajadores (Sauter 2001).
 
Los factores psicosociales pueden ser favorables y desfavorables para el desarrollo de la actividad laboral como para la calidad de situación laboral del trabajador y la trabajadora. Si los factores psicosociales son favorables contribuyen al desarrollo personal, cuando son desfavorables generan consecuencias nocivas para su salud y bienestar.
 
El estrés laboral tiende a causar daño psicológico, físico o social a las personas, existiendo numerosa evidencia científica que nos dice que hay deteriorio de su salud mental.
 
El síndrome de agotamiento profesional o también llamado síndrome de quemarse por el trabajo, tiene tres etapas:
 
1. Agotamiento emocional, esto se da al fracasar frente al intento de cambiar las situaciones que le originan estrés, como desgaste emocional, agotamiento, fatiga, irritabilidad, pérdida de energía y del disfrute de las tareas, e insatisfacción laboral.
2. Despersonalización, es parte medular, se origina en el fracaso ocurrido en la fase anterior. El trabajador busca protegerse frente a la indefensión, impotencia y desesperanza emocional, distancia afectiva, estado de depresión, actitudes negativas, insensibilidad, tratos negativos e indiferencia.
3. Abandono de la realización personal, el profesional o la profesional autoevalúa negativamente su propio trabajo, siente que ha perdido el significado y valor que tenía aparecen los sentimientos de fracaso, inadecuación e insatisfacción respecto a sus logros, llegando a apartarse de actividades familiares. Todo esto se instala progresivamente en la persona, es posible que sea tratado oportunamente.
…………………………………………………………………
 
 
*Psicoterapeuta  
  …………………………………………………………..
 
 
Consultorio: De lunes a sábado (01) 303 1413/944 433 166/ 995 006 364