Relaciones destructivas: NO hay derecho a ser infeliz

Mar, 07/09/2019 - 09:23 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
por Isabel Peña Rodríguez*; isabelpenarodriguez@yahoo.com
10-7-2019
 
¡Sería aterrador descubrir lo que ocurre detrás de cada puerta!
 
Mujeres adictas a las relaciones destructivas, aunque parezca una novela hay cientos de mujeres y hombres víctimas de relaciones destructivas; la mayoría no reconoce que su relación es disfuncional y, lo que es peor, no acepta recibir ayuda para salvarse a sí mismas. Las personas que están inmersas en este tipo de roces destructivos, buscan pretextos con los cuales justificar su relación.
 
Estas personas incluso pueden pasar años con terapia, sin hacer algo por salir de este infierno. Entre las relaciones destructivas en la pareja se identifica al que se dedica a abusar emocional o físicamente del otro; hay una agresión constante de negación, desvalorización, baja la autoestima, infidelidades, insultos. El abuso físico va desde empujones, cachetadas, apretones, golpizas con fracturas, forcejeos, patadas, etc.
 
Muchas veces las mujeres se niegan a aceptar que son víctimas de una relación destructiva y, día a día, buscan mecanismos de defensa para esconderse de las amistades y de la misma familia. Con frecuencia están convencidas que les es imposible abandonar a su agresor, debido a una gran dependencia que tienen por el victimario.
 
“Mientras más me maltrataba, yo más me pegaba a él” a veces he tenido la oportunidad de preguntar a mujeres víctimas de maltrato y abuso emocional ¿por qué no abandonan a sus parejas? y, me responden así: “porque no puedo”.
 
Existe enorme dependencia, están enganchadas a algo que las destruye. Mi recomendación invariable es el tratamiento. De otro modo serán aniquiladas en vida irremediablemente. La mujer es víctima del abuso y maltrato de un enfermo mental, con enorme patología en su personalidad.
 
“De pronto me di cuenta que no me había casado con un hombre, dormía al lado de una bestia furiosa”, muchas mujeres creyeron vivir una relación armoniosa y normal con su pareja y de pronto se dan cuenta que están frente a la bestia furiosa, descubren a un ser abominable y pegalón con aberrante afición a maltratar a la mujer que supuestamente eligió como compañera y madre de sus hijos.
 
Una gran y enorme reflexión a la mujer, a reconocer que ¡sí pues! están viviendo una relación de maltrato, tanto emocional como físico y que en consecuencia, nadie la salvará y terminará con estrés y depresión, enfermedades mentales e irreversibles en un ser humano, tanto mujeres y hombres.
 
En el caso de la mujer dependiente, siempre dirá esto: “¿qué debo de hacer para que mi pareja no me deje o abandone?... si me deja me muero…eres mi vida entera… eres todo para mí… eres toda mi vida…”.
 
¡De ninguna manera pues lo único que está haciendo es revelar que depende emocionalmente del otro u otra! Sabes lo que estás haciendo “te estás negando a ti misma, a tu propia existencia” escuchaba de mi abuela que el individuo dependiente, vive en función del pezón de la mamá, del mandil, de la cama, del cochecito, etc.
 
También hay individuos que dependen hasta de ser miembros de un club o de un partido político.
 
“Mujer, eres la creación más divina, quiérete y respétate, nadie ha muerto por amor” y si te dejan, llorarás un tiempo pero es peor que llores toda una vida y no hay derecho de ser infeliz. Construye tu felicidad al lado de los que te quieren y aman.
 
 
*Psicoterapeuta Gestalt.