Políticos mafiosos y jueces delincuentes en pánico por fuga de Hinostroza

Jue, 10/18/2018 - 07:42 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
18-10-2018
 

El escape de César Hinostroza confirma que esta persona tiene asuntos pendientes reñidos con la justicia. ¿De qué otro modo puede entenderse semejante acción pusilánime?
 
Nuestra prensa tan frívola y chismosa discurre por la forma en que se las picó. ¿Es ese el gran tema de estos pies en polvorosa? Me atrevo a decir que no. Que hay mucho mar de fondo con tiburones dando vueltas y amenazados, lo que los hace más peligrosos.
 
En libertad aunque luego de haber tomado las de Villadiego, Hinostroza puede arreglar todos sus asuntos pendientes: financieros (por terceros o cuartos, es probable que no tenga nada a su nombre y sin duda sí posee separación de bienes matrimoniales), político-administrativos (debe estar charlando por celular in extenso con sus amigos multipartidarios y colegas con quienes hay “asuntos pendientes” que coordinar), y no debería descartarse, merced al inmenso margesí de conocimientos e informaciones ¡y documentos! en su poder, una colaboración eficaz.
 
Por ejemplo, y es sólo un decir: quienes blindaron por largos días muy oportunos por sus horas valiosas al ex juez de la Suprema ¿lo hicieron porque son buena gente o comprensivos? Do ut des ¿silencio estratégico o complicidades desde mucho tiempo atrás? El refrán popular dice: no hay lonche gratis.
 
¿Y qué hay de los hombres de negocios o involucrados en procesos con participación de jueces o allegados a los capo mafiosos en las altas esferas de la magistratura? La danza de millones –no hay otro idioma- puede haber fletado libertades o respiros episódicos, pero frente a una prisión por negociar, todo vuelve a fojas cero. Mejor un acuerdo de colaboración eficaz con pocos años y fortuna protegida e intocable que un accidente de tránsito o caída de la cama con infarto subsiguiente.
 
La gran oportunidad es de ida y vuelta. Al Ministerio Público interesa de modo mayúsculo, echar guante a decenas de bribones que han vuelto a convertir al Perú en una chacra de sus apetitos más primitivos y ladrones y eso lo sabe el fugado a España y obviamente empujará la inercia hacia una negociación. Los expertos en marketing la llaman win-win. Suena cínico pero estos mecanismos son usados en todo el mundo.
 
¿Por causa de qué nuestros miedos de comunicación son tan epidérmicos y no tocan los temas de fondo? Proveer de ademanes y guiños a lo que es una oportunidad interesante para cazar rateros multipartidarios, empresariales, de la justicia y burriers de encomiendas delictivas, debiera ser una tarea de inexcusable ejecución. El fin fundamental es defender la causa pública que debiera ser fumigada de cacos así estén en España o en la Conchinchina.
 
Es hora de ser serios y con profundo amor a las causas de justicia.