Pasaportes, París y sin licitación a la vista

Mié, 09/18/2019 - 13:24 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
18-9-2019
 
Cuanto más demore la convocatoria a concurso o licitación pública para los pasaportes electrónicos, más cuestionable el desempeño de la Superintendencia Nacional de Migraciones. Su titular, Roxana del Aguila, no da cuenta, en absoluto, a la opinión pública de las supuestas razones que demoran o entorpecen esta acción ineludible.
 
Si lo que se está buscando es que el desprestigiado recurso de Emergencia y Desabastecimiento procure la buena pro a IN Groupe (antes Imprimerie Nationale de Francia), entonces las demoras no pueden ser más a propósito, por desidia, irresponsabilidad o por conductas inexplicables que habrá que denunciar.
 
Insistimos, el tiempo es escaso, quien lleve adelante un proceso para pasaportes electrónicos tendrá que elaborar las bases del mismo, equilibrarlos para que no existan preferencias o direccionamientos mañosos hacia cualquiera de los postulantes foráneos, nacionales o mixtos o, hay que decirlo, hacia IN Groupe en Perú desde el 2016 y cuyo contrato fenece este fin de 2019.
 
Además, aberrante costumbre que nunca se cumple, las consultas tendrán que ser absueltas a cabalidad y disipadas todas las dudas de los proveedores que participen en una licitación que aún no ha sido convocada por razones absolutamente desconocidas.
 
¿Serían suficientes los dos meses, noviembre y diciembre, para convocar el proceso, absolver las consultas integralmente y dar la buena pro para los pasaportes? Demostrado está que las correteaderas y prisas desesperadas, con nombre y apellido, sólo llevan a que los monopolios se hagan de la “responsabilidad”. En cualquier caso, el tiempo, constante que no miente, sigue estando en contra del país. Y eso lo saben muy bien en la Superintendencia Nacional de Migraciones.
 
Imaginemos, con algún cinismo, si París no es una capital atractiva como para desdeñar invitaciones con pasaje y hotel pagados. Los Campos Elíseos y sus tiendas con las marcas más afamadas del mundo, no son poca cosa. Y las luces multicolores de una vida nocturna inacabable, deslumbrarían hasta al más conservador. O, por ejemplo, ¿fue cierto que una dama compró de todo y para todos con la tarjeta de crédito de un subordinado cuyo favor en la nómina de viajeros le fue pagado con creces?
 
¿No es verdad, acaso, que una de las ambiciones más caras de todos los turistas del mundo es fotografiarse de noche en el Arco del Triunfo? Eso lo sabe quien protesta honestidad sin que le pregunten y hace gala de honestidad que a nadie interesa o ¿esconde propiedades suntuosas o riquezas de procedencia inexplicable?
 
Y aún no hay convocatoria a licitación para el pasaporte.