Migraciones: ¿alcanzan los pasaportes que hay o comprarán por emergencia de todos modos?

Sáb, 09/21/2019 - 16:27 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
23-9-2019
 

Luego de semanas de preguntar a la Superintendencia Nacional de Migraciones por causa de qué no convoca a licitación o proceso para pasaportes electrónicos, es pertinente inquirir a la titular del pliego, Roxana del Aguila, sobre ¿cuántos de estos documentos hay en esta dependencia estatal?, ¿alcanzan hasta qué mes?, ¿ese número desconocido, permitirá no comprar por urgencia o desabastecimiento inducido al postor que se les ocurra?
 
El requerimiento mensual de pasaportes frisa las 50 mil unidades mensuales y, como hemos recordado, citando las propias cifras que la Memoria Institucional del 2018 revela, sólo habría reserva hasta diciembre 2019 y enero 2020. Por tanto, de convocarse a licitación (hecho tardío), hay una zona de penumbra, mientras que se lleva a cabo el concurso y la entrega del producto, de aproximadamente 6 meses.
 
En buen castellano ¡de todos modos! la Superintendencia Nacional de Migraciones está facultada para comprar, al postor que se le ocurra, sin oposición legal o impedimento posible, las unidades que les saquen las castañas del fuego hasta que el proveedor que gane la buena pro en un concurso aún no convocado, entregue su producción. El asunto es sí o sí.
 
No es fácil interpretar por qué Migraciones convocó en este año 2019 a dos amagos de proceso, el primero por 1’400,000 pasaportes y el segundo, por la mitad 700 mil. En ambos casos y a pesar de la no negada urgencia, estos concluyeron y no se llevaron a cabo. Podríase decir que hay una institución que está pegando palos de ciego a troche y moche.
 
Fuentes from the horse’s mouth (hocico del caballo) han revelado que los intentos por revestir un proceso por urgencia y desabastecimiento y otorgar el encargo de fabricar los pasaportes electrónicos al actual provedor IN Groupe (antes Imprimerie Nationale de Francia), se fueron de muelas al más alto nivel. Les dijeron ¡NO, de ninguna manera!
 
Hemos recordado, también, que la entidad o institución que se encargue de llevar a cabo un proceso o licitación impecable, se tomará el tiempo necesario para la elaboración de las bases más equilibradas y sensatas posibles, que garanticen a proveedores locales o foráneos o mixtos, la limpieza más inmaculada y también la absolución de consultas en su integridad. Es decir, no hay chance que se haga a tontas y a locas. Y eso lleva tiempo. Y ya estamos prácticamente en octubre.
 
Algunas conclusiones irrefutables: Migraciones tendrá que comprar pasaportes por desabastecimiento al postor que escoja; en aras de una transparencia intachable ¿no debiera inhibirse de ser el suertudo fabricante escogido ¡precisamente! el actual proveedor IN Groupe cuyo contrato fenece en diciembre? Imposible descartar que los franceses sí que se presentarán de llevarse a cabo una licitación. ¿No suena de agrio favoritismo que también ganen la buena pro?
 
La defensa del bien público deviene una obligación ineludible. Perú no puede quedarse sin pasaportes pero tampoco puede permitir que torpezas o dilaciones alegremente, con nombre, apellido y nacionalidad y sus esbirros, se ganen literalmente la lotería.
 
Seguiremos informando.