LAP: ¡18 millones de pasajeros en Jorge Chávez y recién trabajos para II pista!

Lun, 05/11/2020 - 11:55 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
12-5-2020
 
 
Según da cuenta el podcast de una supervisora, del minuto 2.30 al 2.58, la concesionaria del Aeropuerto Jorge Chávez, la inefable Lima Airport Partners, LAP, presentó ante el Ministerio de Transportes y Comunicaciones una propuesta para reprogramar las obras de ampliación del primer terminal aéreo. Y esto se debe ¡cómo no podía ser de otro modo y la oportunidad! que el corona virus provocó una significativa reducción de usuarios.
 
En castellano mondo y lirondo ¡la II pista para las calendas griegas! Y como siempre el agudo ingenio contribuye a salidas, no siempre posibles, postula LAP que la reanudación de los llamados trabajos de ampliación se verificarían cuando se alcancen los ¡18 millones de usuarios arribados al Jorge Chávez!
 
Nótese que LAP reconoce que hay menos pasajeros por la cuarentena. Entonces ¿cómo plantea, sabiendo que el plazo será muy largo, demasiado largo, una cifra de usuarios como 18 millones?
 
En casi 20 años de concesión del Aeropuerto Jorge Chávez, avatares mil y excusas un millón, la razón fundamental de su entrega a Lima Airport Partners, hasta hoy NO se ha cumplido: la II pista.
 
Escribí largos años atrás en LAP: ¡II Pista para el 2020!*
 
“La muy polémica IV Addenda introdujo cambios muy sensibles al contrato de concesión. Entre otras precisiones:
 
"En el caso de que los avances tecnológicos existentes al momento en que deba iniciarse la construcción de la segunda pista hagan inútil o parcialmente inútil, la construcción de la misma, el Concedente contando, previamente, con la opinión técnica de OSITRAN podrá modificar o sustituir la obligación del Concesionario de construir la segunda pista. Esta facultad es exclusiva del Concedente y deberá ser ejercida a más tardar doce (12) meses después de la culminación del procedimiento de entrega."
 
Ya van 7 adendas, todas pedidas por el concesionario Lima Airport Partners, LAP, y a favor de ella, aceptadas por Ositran sin mayor crítica o escrupulosidad pero de la II pista ¡nones!
 
Pareciera ser que en torno a excusas imaginativas, pretextos de toda índole y largas larguísimas para dilatar el comienzo de la II pista hay una empresa especializada en esta clase de acciones.
 
¿No es hora que el Congreso novísimo, aunque sea por curiosidad, meta diente a la revisión del contrato de concesión cuya fecha inició el 2001? Repárese que el coronavirus cayó del cielo como buen pretexto. ¿Y en los casi 20 años anteriores qué pasó?
 
O, ¿se está esquinando al Estado peruano para que se “anime” a invertir en la construcción de la II pista? Si así fuera subsiste una pregunta indignada: ¿para qué se hizo la concesión del Aeropuerto Jorge Chávez?
 
Fuimos varios periodistas críticos los que alzamos la voz desde el primer momento de la concesión en proceso público con un solo postor, Lima Airport Partners, y que entonces figuraba con un capital de apenas US$ 3 mil dólares. Y, en mi caso, afronté 6 ó 7 juicios penales y civiles.
 
¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!