El Perusalem del profeta Abraham Ataucusi

Sáb, 09/19/2020 - 09:09 -- alerta
Javier Lajo Lazo
 
por Javier Lajo Lazo; javierlajo@gmail.com
 
10-9-2020
 
Lo mínimo que como peruano, bien patriota, puedo hacer frente a ciertas pero tamañas imágenes de padres de la patria “disfrazados” a la usanza “hebrea” del tiempo de Moisés y Ramsés (para no discriminar a los egipcios, no vaya a ser que se presente algún seguidor del “NUEVO PACTO” con el Egipto del faraón) es mostrar mi indignación e intentar alguna explicación “como Condorito”, ya suficiente tuvimos con un mega-presi-delincuente japonés y otro norteamericano, para no hablar del fugado “chicano neoliberal” que fungía de “cholo”, pero que se esforzaba para hablar como gringo, en frente de “su Ilián”; esto para no referirnos a algunos más antiguos como Leguía y Sánchez Cerro.
 
Aunque algunos amigos a los que siempre consulto antes de sacar algún escrito “peligroso”, ya me advirtieron, las reacciones pueden ser adversas, y se pueden presentar algunos “victimizados” y acusarte de “racista e intolerante”, yo creo que ninguna persona inteligente y patriota, debe callarse ante estas imágenes de andinos con la conciencia secuestrada por un proceso de colonialismo mental y que esto es igual o peor que callarse también frente a la inmensa e inexplicable (para mí) tolerancia que existe –hasta ahora- frente a la invasión hispana y la secuencial “independencia criolla” porque lo único que hizo fue “el cambiazo” (modalidad de estafa muy usada en nuestro país) del rótulo de “Virreynato colonial del Perú” por el de “República colonial del Perú” que fue la pandemia primordial que sufrimos y que nos afectó y que nos sigue afectando y que nos obliga a los peruanos que nos indignamos aún por estos “desmanes” y “pandemias”, a seguir buscando alguna vacuna o remedio integral, tal como es el motivo de este texto.
 
Tolerancia cero contra la enajenación mental de los peruanos sin identidad y sin vergüenza, ni cultural, ni étnica, son verdaderos "travestis" e impostores de una identidad "mosaica" y pro-judía, a que nos tiene tan acostumbrados "la cristiandad apostólica y romana". Cuando escucho a aquellos “católicos”, decir que son “apostólicos y romanos”, además de imaginarlos con cascos metálicos, adornados con crines de caballo “a lo mohicano”, me imagino también que estos “apostólicos y romanos” pueden ser los primeros “israelitas del viejo pacto universal” y que estos del actual Congreso, son pues una “nueva y última camada” de enajenados mentales religiosos “abrahamánicos”, que deben provocar una sonrisa irónica y complaciente de los Sharon y Netanyahu. 
    
Sino ¿para qué creen que sirve aquella estrofa "que renueva el juramento al dios de jacoibo", de nuestro chistoso "somos libres", himno que felizmente ya muchos se niegan a cantar y a renovar, pero hay que reconocer que los estragos que esa estrofa de marras ha hecho en muchas mentes débiles o debilitadas seguramente por la falta de proteínas en su primera infancia, o la falta de una educación mínimamente “nacional”, o simplemente por la mayor pobreza de los peruanos pobres y “pobres peruanos”, que es la carencia de identidad cultural y por tanto “la anulación sistemática, progresiva y consciente” de nuestra identidad nacional. lo cual nos esta conduciendo a la esquizofrenia en la que vivimos.
 
La profunda crisis de des-identidad, la enajenación cultural y el "travestismo" religioso, crean estos curiosos fenómenos de imposturas políticas, tan toleradas por el sistema criollo occidental y cristiano, de los "asintomáticos" que sufren inconcientes pero que contagian el colonialismo interno.
 
Pero, ojo, no debemos descartar la incursión predadora del sionismo del Mossad y la CIA-USA, que hace poco crearon el "isis cholo", llamado sendero luminoso", para matar más de 100,000 indígenas y des-sovietizar a nuestras FFAA, además de indisponer “maquiavélicamente” nuestra conciencia colectiva para que surja el "fujimontesinismo" que "entre otras perlas", remató el patrimonio estrategico nacional. Pero, también habría que escuchar al cándido Guzmán (cándido porque existe el otro Guzmán, aquél enajenado violentista que en lugar de creerse de "Israel", bailaba "Zorba el griego" pero gustaba de "sentirse albanés", de aquella Albania de Enver Hoxha), en su entreguismo económico a Israel, pero que quede claro que este Guzmán, sí es un "israelita del viejo pacto universal".
 
En fin, el Perú es una "tierra de nadie" en lo "psicosocial", es una "pampa patria" o "chacra disponible" (por no decir "el burdel" que sentenció el recordado Pablo Macera, o "corral de descerebrados" según Humala), eso es el Perú, como nuestra población "lobotomizada" por el colonialismo y sin identidad nacional, estamos sujetos a cualquier experimento de los antropólogos de "servicios de inteligencia" extranjeros.
 
Así es el colonialismo interno que es el sistema que somete y des-gobierna nuestra patria querida.
 
Después de haber tenido que sufrir un presidente japonés, otro yanqui y cinco ladrones crónicos en la primera magistratura (magistratura significa maestranza o el oficio de maestros que portaban o mejor dicho eran socios de la "banda presi-delincuencial") (o algo por el estilo) que no nos extrañe que en el próximo circo electoral, elijamos (todos los que no queremos pagar la multa por no ir al circo) una nutrida y aguerrida bancada etnocacerista, hasta una orgullosa y honorable bancada gay que celebre en el hemiciclo con bombos, tangas y banderas multicolores el "día del orgullo gay" y hasta partidos políticos enteros "que salgan del closet", de la anomia y el desorden mental y social que crean las pandemias y pestes corporales y psíquicas que provoca, con más fuerza hoy que ayer, el colonialismo interno después de 200 años de la traición criolla que crea el actual Estado de minorías excluyentes y discriminatorias, situación que fue consecuencia también de los 500 años del colonialismo hispano-europeo-occidental, y su crisis actual, ¿terminal?, no lo sabemos. Dependerá de los peruanos que decimos: Frente a los “Israelitas”, “Guzmanes”, “Albaneses”, “Pekineses”, “Japoneses”, “Norte-americanos”, etc. etc , ¡Basta de colonialismo mental y político! ¡viva el perú soberano! ¡Causachun perú-suyu inka libre y soberano!