El Caso Altavoz

Jue, 08/03/2017 - 15:15 -- alerta
Alonso Mujica Troncoso
A propósito de ciertas informaciones muy “tendenciosas”, por decir lo menos, es preciso que se aclaren algunas verdades.
 
El Ministerio de la Producción impulsa un programa de fondos concursables llamado Startup Perú que tiene varias categorías y otorga financiamiento a startups – emprendimientos que tengan algún componente innovador y capacidad de escalar en su modelo de negocio – en su etapa inicial para que puedan crecer. El Estado hace esto porque de todas las compañías en las que invierte se parte del supuesto que algunas serán muy exitosas y generarán riqueza, puestos de trabajo y demás para el país. Esto existe desde el año 2014 en el Perú y en otras partes del mundo hace muchos años con resultados auspiciosos depende del país. Esto no se inventó acá.
 
¿Cómo funciona? A grandes rasgos, tienes que aplicar al fondo ya sea directamente o a través de una incubadora de negocios acreditada por el Ministerio de Producción, cumplir una serie de requisitos de aplicación (si no cumples, te descartan) y si pasas a una fase final te presentarás ante un panel de jurados externos al Estado para que determinen si cumple o no con los criterios de inversión y se toma una decisión técnica. Eso también es un hecho, las personas que deciden no son funcionarios del Ministerio.
 
El año pasado cuando yo era dueño de un pequeño blog digital escribimos sobre este caso para tratar de dar mayores luces sobre el asunto y publicamos una nota solo con algunos puntos de vista y sin tener en cuenta las bases actualizadas de Startup Perú. Nos equivocamos. ¿Qué hicimos después? Pusimos una fe de erratas. Hablamos con más fuentes (algunas off the record) y le escribimos al Ministerio a pedirle información del tema. Lo que nos fue informado es que Altavoz cumplió con los requisitos, fue evaluado y calificado por un jurado externo y cumplió con el debido proceso de Startup Perú. ¿Quién era el Ministro de esa época? Piero Ghezzi Solís, con trayectoria internacional y nacional impecable que nunca se vio envuelto en ninguna clase de escándalo político como para que se le dé otra interpretación a este caso. Eso también es un hecho.
 
El modelo de financiamiento estatal a startups existe en todo el mundo y también existe acá, ¿es perfecto? No existe la perfección, pero eso es un proceso de aprendizaje también para la política pública. ¿Altavoz debió o no ser financiado? El comité técnico que evaluó su aplicación concluyó que sí, la historia en el futuro nos dirá si fue una buena o mala decisión. ¿Fue un favor político? Hasta donde investigué no hay indicio alguno que lo indique y el proceso fue transparente. Si no te gusta su línea editorial o las opiniones de su director, es bien sencillo: no los leas ni los consumas. Yo personalmente no leo Altavoz, pero trato que mi opinión sea objetiva. De allí a decir, sin contraste con alguna otra fuente, de que Startup Perú anda regalando plata para favorecer periodistas… eso es una patada a cualquier tipo de institucionalidad que SÍ ha buscado construir el Ministerio de Producción en los últimos años y una irresponsabilidad completa.