Disolución y liquidación de AVIANCA PERU perjudica a 900 familias peruanas*

Mié, 05/13/2020 - 13:36 -- alerta
Aeronoticias
 
 
(Aeronoticias 12-5-2020) Hemos venido sosteniendo que las líneas aéreas AVIANCA PERU y LAN PERU, que manejaban el 90% del mercado nacional e internacional del Perú, facturando en los últimos años miles de millones de dólares no invirtieron en el Perú y operaron sin la capacidad económica financiera que exige la Ley de Aeronáutica Civil del Perú y en su oportunidad se dijo que si estas cerraban y se liquidaban en el Perú sus trabajadores no tendrían que embargar.
 
El espacio aéreo es patrimonio económico de la Nación y la explotación de las rutas internacionales, propiedad y soberanía del Perú, tienen que facturarse, contabilizarse e invertirse en el Perú como condición para la renovación de los permisos de operaciones de servicio de transporte aéreo internacional y nuestra crítica es que TRANS AMERICAN AIRLINES, hoy AVIANCA PERU, era una empresa de papel sin activos que antes le alquilaba las rutas a TACA y ahora a AVIANCA HOLDING.
 
Creemos que los trabajadores de AVIANCA PERU tienen derecho a dirigirse al Ministerio de Trabajo y cuestionar esta disolución y liquidación porque esta empresa ha vendido miles de millones de dólares en 20 años desde la época que se llamaba TRANS AMERICAN AIRLINES y hay que ver dónde se fueron estos recursos y quien los facturó y en todo caso los trabajadores peruanos tendrían derecho a cobrar una indemnización por despedida intempestiva disfrazada de una disolución y liquidación.
 
¿Cómo funcionaba Avianca Perú cediendo ilegalmente rutas internacionales del Perú?
Avianca Perú operaba muchas rutas internacionales en terceras, cuartas y quintas libertades como: Argentina: Buenos Aires y Mendoza; Uruguay: Montevideo; Chile: Santiago; Bolivia: La paz y Santa Cruz; Brazil: Sao Paulo, Rio, Porto Alegre; Ecuador: Quito y Guayaquil; Colombia: Bogotá, Cali, Medellin; Venezuela: Caracas; Cuba: La Habana; República Dominicana: Punta Cana; El Salvador: San Salvador; Costa Rica: San Jose; México: Ciudad de México, Cancún; Estados Unidos: Miami y Orlando y Perú: Cuzco.
 
Muchas Rutas internacioanles fueron cedidas ilegalmente por Avianca Perú a operadores como, Avianca Colombia, Lacsa, AeroGal y Taca Internacional; esta es una práctica que también la aplica LAN PERU a favor de LATAM y la DGAC no la objeta porque quienes fueron dueños del espacio aéreo peruano “LAN y AVIANCA-TACA”, ejercen virtualmente una especie de soberanía aerocomercial que hacen lo que quieren con las autoridades del Perú, es decir, explotan rutas por miles de millones de dólares, nunca invirtieron en el Perú y saben que con este esquema el día que cierren, como está ocurriendo, no pagarán las indemnizaciones laborales de Ley, 14 sueldos por despedida intempestiva, daño moral, etc.
 
De los Vuelos operados por Avianca Perú, no todos los pasajeros abordados eran con billete de pasaje de AVIANCA PERU, aunque eso es practica normal entre las líneas aéreas que tienen convenio interlineal, en la operación se veía que el porcentaje de estos era muy alto, esto podría significar que la fuerza de ventas de Avianca Perú era limitado o simulado en su parte comercial o que la matriz canalizaba la venta a otra línea aérea, es decir, Avianca Perú no facturaba como debe ser y ese es un tema que deberá investigar el Fisco peruano, porque las rutas internacionales eran del Perú y toda la facturación por el ejercicio de las libertades del aire, especialmente la quinta libertad tenía que hacerse en el Perú.
 
Nosotros calculamos que en 20 años, estamos hablando de 7 mil millones de dólares, en consecuencia se deberá multiplicar los pasajeros transportados y los ingresos por esta venta de billetes de pasajes y ver si esto se reflejaba o no año a año en los balances de TRANS AMERICAN AIRLINES, la empresa virtual creada para alquilar las rutas del Perú, hoy AVIANCA PERU.
 
Entre líneas aéreas hay convenios de tarifa interlineal, por ejemplo, un Lima-Rio, Avianca Colombia lo puede facturar a 300 dólares y Avianca Perú le cobra a Colombia 50 o 25 dólares, eso depende de cómo quiere manejar la empresa los flujos, de esta forma la empresa puede dar ganancia o pérdida, estos precios de transferencia de servicios es lo que hay que investigar, el Estado peruano debió estar muy atento, sería una forma de elusión Fiscal y esto es aplicable también a LAN PERU.
 
Los trabajadores aeronáuticos peruanos también se verían afectados con las utilidades, es por eso que la compañía AVIANCA PERU hacia un abono anual equivalente a medio sueldo el mes de abril como sustitutorio a utilidades, este pagos se venía haciendo regularmente, sin embargo la realidad sería otra, tuvieron infinitas ganancias, nunca invirtieron en el Perú porque otro de los problemas es que no existe un sindicalismo aeronáutico que haya defendido los derechos de los trabajadores como corresponde e inclusive hoy hay pilotos que salen a defender estas practicas esclavistas de empresas multinacionales de aviación que ejercen en el espacio aéreo una especie de cuasimonopolio soberano y hacen lo que quieren en perjuicio de los intereses del Perú y de sus trabajadores aeronáuticos.
 
Cómo Avianca Perú no tenía bienes inmuebles o aeronaves a su nombre en la SUNARP y en las autoridades del Perú se lo permitían, todos los servicios, repuestos, simuladores, hoteles, etc eran proveídos por la matriz, también al costo que ellos imponían, cómo se puede ver, Avianca Holding  que hacía, utilizaba a Avianca Perú como un puente a sus operaciones, contraviniendo lo que establece la Ley de Aeronáutica Civil del Perú sobre promoción de la aviación nacional.
 
La explotación del espacio aéreo peruano a través de las rutas internacionales es propiedad y soberanía del Perú y debe originar que los recursos provenientes de la utilización y uso del espacio aéreo en la venta de billetes de pasajes se facturen, se inviertan e ingresen en el Perú.
 
Nos ha llegado la información que se ya hace un par de semanas se había comenzado a repatriarse las aeronaves colombianas y/o panameñas de AVIANCA PERU y que en la bodega se estaban llevando partes, piezas y herramientas, es decir, bienes que habían sido importados legalmente y que tenían que reexportarse, si fuera el caso, con autorización de la DGAC y de SUNAT Aduanas y en el caso de las aeronaves con Resolución del Registro Público de Aeronaves de la SUNARP.
 
Estas partes, piezas y repuestos debieron entrar al Peru bajo un régimen de internamiento temporal por Avianca Perú, por lo tanto entran al activo de la empresa peruana, no es cuestión de subirlas al avión y que se las llevan, deben ser reexportadas, la Aduana tiene un estricto control de las mismas, a través de un sistema interconectado entre almacén de la línea aérea y Aduanas, si fueron reexportadas sin los trámites necesarios estaríamos ante un presunto delito de contrabando, puede ser que hayan cumplido con la ley o que hayan sorprendido a las autoridades peruanas, pero estos hechos deben ser motivo de investigación administrativa en defensa de los interese peruanos.
 
Por otro lado están las aeronaves que AVIANCA PERU tiene registrado en su AOC y que son los siguientes:
1. A330 Pax
1 A321
1 A320
1 A320 Neo
1 A319
1 A330 Cargo
 
Todas estas aeronaves están registradas en el Registro Público de Aeronaves como alquiler o arrendamiento, sería interesante ver cómo han hecho para cancelar los contratos de Alquiler en tan corto plazo, quizá hayan sorprendido a la Autoridad Registral del Registro Público de Aeronaves, es un tema que también habrá que investigar administrativamente.
 
La DGAC del Ministerio de Transportes también tiene que haber sabido que las aeronaves de AVIANCA PERU estaban siendo reexportadas definitivamente, porque son ellos los que dan el permiso de vuelo, en fin la pregunta que nos hacemos es si se cumplieron con las normas vigentes en el Perú para esta reexportación.
 
Asimismo, Avianca Perú estaba en un proceso de reducción de rutas internacionales, las cuales pasarían a ser operadas por Avianca Colombia, esto dentro del plan Avianca 2020-2021 esta reducción de rutas traía consigo a una reducción de personal, es por eso que desde el año pasado se inició un plan de retiro voluntario con incentivo, que iba de 15 a 19 sueldos, contando dentro de estos la indemnización por ruptura unilateral de contrato, muchos trabajadores se acogieron a este plan, los últimos aún están a la espera de las correspondientes liquidaciones, los que se quedaron ante un llamado de la misma compañía a seguir apoyando, incluso se acogieron a un plan de licencia sin goce de haber voluntario, que iba de 1 a 6 meses, posterior vino la suspensión perfecta hasta el 9 de julio, en esta situación se encontraban la mayoría de trabajadores aeronáuticos, apostando y apoyando a Avianca a salir adelante, porque creyeron en las palabras del CEO Anko Van der Werff.
 
Avianca Holdings se presenta a Capitulo 11 en USA, buscando la protección ante el incumplimiento de algunas obligaciones, como este proceso debe ser autorizado por un juez federal, una de las medidas de impacto ara que sea autorizado, es cerrar el COA de LIMA, Avianca Perú.
 
La problemática de los trabajadores aeronáuticos peruanos ante estos eventos es que han sido engañados,han quedado desprotegidos, primero, al haber  estado en suspensión perfecta de labores, las sumas de sus indemnizaciones se verán reducidas en los rubros de Gratificaciones, Vacaciones truncas y CTS, sin poder acceder ya al incentivo de renuncia voluntaria ni a la indemnización por desvinculación unilateral.
 
Lo sucedido aquí es una especie de engaño a los trabajadores, que confiaron en las palabras del CEO de AVIANCA, que apoyaron incondicionalmente a la empresa.
 
Nada Garantiza el pago de los beneficios sociales, ya que queda demostrada la presunta mala fe, quienes idearon toda esta estrategia a fin de que la compañía saliera librada de la carga laboral a 1/10 parte del costo.
 
Los trabajadores aeronáuticos peruanos, a través de sus sindicatos han manifestado estar de acuerdo a la disolución de la compañía, siempre y cuando se respete el pago por indemnización de ruptura de contrato, nosotros creemos que podríamos estar ante una disolución y liquidación fraudulenta, laboralmente hablando y que los trabajadores aeronáuticos peruanos tendrían derecho a reclamar una indemnización.