Del Aguila asume Superintendencia Nacional de Migraciones

Dom, 03/31/2019 - 10:34 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
 
1-4-2019
 
 
Roxana del Aguila Tuesta fue nombrada en el cargo de Superintendente Nacional de Migraciones desde el viernes 29 de marzo. ¡Felicitaciones y esperanzas responsables!
 
Ahora que usted asume este cargo tiene la mejor oportunidad de llevar adelante una gestión que esté alineada y coherente con sus críticas y severas expresiones, públicamente conocidas, sobre la forma irregular en que se otorgó la buena pro para hacer los pasaportes electrónicos a la firma francesa Imprimerie Nationale el 2015.
 
En carta notarial de semanas pasadas usted manifestó que a esa firma gala se le había ejecutado una fianza millonaria con el adicional de un arbitraje para exijir el cumplimiento de diferentes obligaciones contractuales no llevadas a cabo por la empresa francesa.
 
¿Qué mejor garantía de transparencia, limpieza y honorabilidad en defensa de los dineros del pueblo peruano con el que se pagan los pasaportes electrónicos, que impulsar una licitación pública, abierta a todos los postores, nacionales e internacionales, que muestren estándares de calidad a nivel mundial, para estos documentos de alta seguridad?
 
Dejar que el recurso, no siempre bien usado, del desabastecimiento bajo la figura de urgencia, empuja a la suspicacia y al favoritismo del status quo, es decir que Imprimerie Nationale continúe a cargo de los pasaportes electrónicos.
 
En el puesto de Superintendente Nacional de Migraciones posee inmejorable chance Roxana del Aguila Tuesta de deslindar con claridad y de manera categórica que carece, en cualquier forma, aquí y fuera del país, en la modalidad que fuere, de vínculos con el conocido socio de Vladimiro Montesinos, Nicolás Kecskemethy y Carlos Durán, ambos relacionados con la firma francesa Imprimerie Nationale actual fabricante del pasaporte electrónico. Nótese que esas fotos públicas aparecidas en la página web de Migraciones las hicimos notar desde largos meses atrás y las mostramos en esta edición.
 
 
Cuando la hoy Superintendente Nacional de Migraciones, Roxana del Aguila Tuesta, llegó a esta dependencia estatal, hizo enérgicas observaciones al modo, tiempo y calidad con que Imprimerie Nationale fabricaba los pasaportes electrónicos. Se sabe que llevó a cabo correctivos hasta en la calidad de estos documentos porque estaban mal hechos. Por tanto y por esa razón, se habría procedido a la ejecución de la fianza, como me comunicó en carta notarial. Por tanto, a esta clase de reparos con medidas legales, corresponde una vigilancia más que detallista y al milímetro. En buen castellano, Del Aguila sabe muy bien de qué pata cojea el fabricante francés y, conoce, mucho más aún, que en Perú se hacen muy superiores y mejores documentos electrónicos, como el pasaporte.
 
Los funcionarios públicos al asumir, durante y cuando dejan la administración están compelidos a defender, con honestidad inmarcesible y transparencia acrisolada, los dineros públicos. Los peruanos debemos sentirnos orgullosos de esta clase de autoridades, pero como reza el aforismo, la mujer del César, no sólo debe serlo, sino parecerlo. ¿No es una ocasión memorable para garantizar al país imparcialidad, carencia de simpatías hacia unos u otros y, sobre todo, amor al Perú y al dinero de los contribuyentes, señora Superintendente Del Aguila?
 
El periodismo y el público en general requieren respuestas categóricas, ricas en detalles y con la verdad por delante. El tiempo de los contratos con nombre y apellido debe acabar en el Perú y la Superintendente de Migraciones, Roxana del Aguila, ha encontrado una situación privilegiada que usar.
 
Como antecedentes va la lista completa de textos y opiniones, cartas notariales –de ida y vuelta- que el suscrito confeccionó desde el 2015 sin que a la fecha haya recibido refutaciones o críticas de alto calibre y veracidad. Las amenazas sólo dan muestra del miedo de quienes no pueden esgrimir la certeza de sus comentarios.