Chimbote, España y la anchoveta

Jue, 06/06/2019 - 15:44 -- alerta
Zully Pinchi Ramírez
 
por Zully Pinchi Ramírez; zullyarlene39@gmail.com
 
7-6-2019
 
El 4 de mayo estuve representando al Perú en el primer Foro Iberoamericano de Alto Nivel de Pesca que tuvo lugar en el puerto pesquero español de Vigo. Al evento acudieron reconocidos   políticos de Sur y Centro América, así como las empresas españolas más grandes dedicadas al comercio exterior de productos hidrobiológicos.
 
Se analizaron políticas pesqueras con perspectivas de armonización y homologación de legislaciones nacionales, así como la creación de la Agencia Iberoamericana de Pesca con el fin de buscar un puente de colaboración entre América y Europa.
 
Las nuevas generaciones de peruanos y peruanas pueden no conocer a emprendedores que han quedado en la historia de nuestro país como Luis Banchero Rossi que nació en Tacna el 11 de octubre de 1929 y murió a los 41 años. Su corta vida no la limitó a volar como un águila y a ser desde vendedor de jabones en Trujillo hasta dueño de fábricas y embarcaciones.
 
Banchero Rossi llevó el nombre de un simple puerto, Chimbote, a la cima del mundo, allá por la década de los setenta cuando Perú se convirtió en el primer productor de harina de pescado en el mundo.
 
Tecnología de Alimentos S.A, Pesquera Diamante, Corporación Pesquera Inca, son algunas empresas en el mercado, así como Ingenieros Pesqueros con amplia trayectoria, como Miguel Pinchi Goicochea, que empezó a los 22 años y no ha dejado de visionar con el desarrollo de Chimbote, Daniel Alcázar que en vida fue un esforzado y solidario empresario y Jacobo Cavenago Rebaza, astillero, pesquero que con su tenacidad y habilidad en los negocios ha logrado mantenerse por 39 años en el rubro, los mencionados, junto a muchos más, lideran en Perú el éxito del futuro de la pesca.
 
El sector conservero y acuícola sigue creciendo, las producciones de conservas y harina de pescado se venden en grandes cantidades en el mercado asiático, Perú ha logrado  tener un papel bastante interesante en el desarrollo económico, social y sostenible de Iberoamérica.
 
La harina de pescado sirve de alimento balanceado para peces, camarones, ganado vacuno,  equino, bovino, porcino, aves de corral inclusive para mascotas como gatos y perros. La anchoveta sirve para la cadena alimenticia humana ya que se vende toda una variedad de pescados y mariscos en conservas, latas o envases de vidrio que consume la mayoría de la población peruana.
 
España, debe cooperar con América Latina para el estudio de  la preservación de especies marinas como la anchoveta, cuyo nombre científico es Engraulis Ringens y vive específicamente en zonas del mar peruano.
 
La biomasa que refleja las cantidades de anchoveta, cada año, unos dos o tres meses antes de hacer la captura de cada temporada, se realizan estudios, seguimientos, salen embarcaciones para analizar y saber cuántas toneladas hay en el mar, de esa forma si hay un estimado de 5 toneladas se puede pescar de manera responsable hasta unas 3 toneladas.
 
La veda es un dispositivo legal de paralización de pesca, es la etapa de prohibición de captura y extracción y su fin es evitar la extinción.
 
La anchoveta es muy importante en el ecosistema de la Corriente de Humboldt, tiene un rol fundamental en la gastronomía, turismo, pesca artesanal y pesca industrial. Es rica en omega 6, 3 y hierro, siempre se encuentra en la superficie del mar y desciende para huir de sus depredadores. Necesita un buen hábitat marino, su alimentación depende del plancton que debe estar cerca para tener asegurada y multiplicada su descendencia.
 
En este contexto, Perú y demás países iberoamericanos estamos a la orden de ver las propuestas e intercambios tecnológicos con Europa. Para dar el primer paso se ha firmado un acuerdo entre todos los notables asistentes al Primer Foro Iberoamericano de Pesca de Alto Nivel en la Comunidad Autónoma de Galicia y como peruana quedé muy contenta que muchos españoles conocieran la historia de nuestro mítico puerto pesquero de Chimbote.