Brexit y el descontento juvenil de Jordan

Jue, 05/30/2019 - 14:32 -- alerta
Zully Pinchi Ramírez
 
por Zully Pinchi Ramírez; zullyarlene39@gmail.com
 
31-5-2019
 
Jordan Mayordomo, es una hermosa joven londinense de 19 años, de ojos azules como cuando Madrid amanece y se llena de luz, su cabello es fino y rubio; hemos hecho buena química desde que nos convertimos en profesora y alumna. Cada clase es una conversación en la que sin darnos cuenta, nos vamos conociendo.
 
A pesar de su juventud, sueños y alegrías no puedo dejar de observar una voz que calla, un parpadeo triste en su mirada. Sé que le gusta el fútbol y apuesta por el Liverpool FC, lugar donde vivió, así como que baila el ritmo pop, reggaeton y que sus cantantes favoritas son  Shakira y Beyoncé. Jordan es profesora de inglés, le encanta viajar, pasar tiempo con su familia y amigos, adora esquiar y leer muchos libros, sin embargo no se siente muy contenta con la salida de su país de la Unión Europea.
 
Le pregunto ¿cuál es su opinión sobre el Brexit? y me da un análisis y unas respuestas muy maduras para su edad, es que Jordan sin llegar a los 20 años, se ha emancipado y vive sola en Madrid, trabajando. Para ella es muy negativa la posición política del Reino Unido, ya que debe permanecer tres meses en España sin visa y luego regresar a su país para poder estar legal y eso es algo que antes no sucedía para ningún británico.
 
En la mayoría de los casos para mejorar estas situaciones se debe solicitar visas de trabajo o de estudios, pero los tiempos que España se toma son extensos.
 
Jordan está consciente que los seguros de salud serán más onerosos y que les será más difícil atenderse en cualquier país de Europa, que antes cuando formaban parte de la Unión Europea, así también que los que ya padecen alguna enfermedad grave tienen mayor riesgo de no encontrar medicinas a precios económicos porque se volverán más difíciles de comerciar.
 
El 23 de junio de 2016, el Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea, entre un 51,9%  y un 48,1%. Muchos jóvenes no pudieron votar, entre ellos, la protagonista de esta crónica, Jordan, ya que solo contaba con 16 años y la edad en Inglaterra es de 18 años. Gran parte de la población quedó muy descontenta y un sector importante no estaba muy enterado del real significado del Brexit o no entendía la situación política y no acudieron al referéndum.
 
La corrupción política, la dependencia económica y no saber cómo manejar las políticas migratorias y políticas de refugiados, hizo que se les escaparan de las manos todas las demandas y exigencias de los británicos, que reclamaban a Gran Bretaña, que todas las ayudas y los empleos fueran en beneficio de los extranjeros y no de los ciudadanos ingleses.  Aumentando el costo de la vida, ya que los precios de los alquileres, créditos hipotecarios  iban subiendo y los especialistas en economía, finanzas y principales líderes políticos, llegaron a la conclusión que la situación había colapsado y que era mejor retirarse de la Unión Europea.
 
Una ventaja para el Reino Unido es que muchas personas piensan que se va a ahorrar dinero, ya que Gran Bretaña no se sumaría al presupuesto europeo. Sin embargo algunas de las desventajas es que los más jóvenes que quieran estudiar en otros países de Europa no gozarán de los beneficios que tenían en el pasado y esto afectará a la posibilidad de tener una mejor calidad de vida y un empleo más favorable.
 
Otra gran desventaja es que el Reino Unido perdería con el libre comercio y con ello la economía circular se vería en involución, ya que los aranceles son libres solo para el comercio entre los estados miembros de la Unión Europea.
 
Jordan, reflexiona y no está de acuerdo con el Brexit, lo que más injusto le parece es que las  ayudas puedan detenerse, ya que ella hoy en día es también una inmigrante en España y quisiera para sus compatriotas mejores oportunidades para vivir, en un futuro de igualdad, libertad, justicia social y solidaridad.