¡Mujer tienes derecho a vivir en bienestar y libremente y a decir lo que piensas!

Mar, 07/16/2019 - 13:44 -- alerta
Isabel Peña Rodríguez
 
por Isabel Peña Rodríguez; isabelpenarodriguez@yahoo.com
 
17-7-2019
 
¿Qué nos lleva a las personas a seguir tolerando humillación, maltrato físico y psicológico?
 
 ¿Hay que ponerle límites al agresor? ¡Sí pues!
 
Los principales problemas que padecen las mujeres por su agresor son: violencia física y psicológica. Violencia que se tolera por los hijos, por motivos económicos, no tienen un refugio o un lugar donde estar, etc.
 
¡La violencia física es la peor, no conoce clases sociales, edades, cultura etc.!
 
¿Que hay detrás de cada puerta?
 
El perfil psicológico de un agresor o agresora es, en la mayoría de casos, personas que proceden de familias donde ha habido maltrato, en la cual ellos o ellas, han sido víctimas o testigos muchas veces de violencia.
 
Suelen tener conducta impulsiva, agresora, inmadura y con tendencia depresiva, como también estrés. Interactúa con su víctima humillándola, denigrándola, con intimidaciones constantes, tiene baja autoestima, manipula incluso y, lo peor es que no reconoce sus errores, y usa su agresividad para conseguir sus objetivos.
 
La persona agresiva es alguien que aprendió en el seno de su familia, lo cual adopta de manera normal para relacionarse. La mayoría de actos de personas agresivas se inicia ante el temor que su víctima lo abandone. Genera en aquella miedo y dependencia económica, creyendo que así no lo dejará. Además, considera que la víctima es de su propiedad.
 
La violencia tiene consecuencias muy graves y sus manifestaciones pueden ser:
 
  • Afecta la salud de la mujer
  • Intranquilidad y deterioro del bienestar de los hijos
  • Dolor y sufrimiento
  • Caída de la calidad de vida
  • Miedo, ansiedad
  • Pérdida de la autoestima
 
En nuestro país, la violencia ha tomado un papel predominante.  Es un problema que requiere ser atendido a la brevedad, que exista la conciencia que es un reto y debemos de reaccionar ante estos hechos de manera conciente porque nos lesiona y finalmente lleva a las personas a perder la vida.
 
Tal es así que siempre escuchamos decir mujer tú tienes tus derechos y, pensamos en la gama de leyes e invocamos y aun estando plasmados en la jurisprudencia, sin ser reconocidos o aplicados, si esto se respetara no hablaríamos más del tema.
 
Mujer ¿sabes cuáles son tus derechos y como puedes ejercerlos? Porque lo más valioso del tema es que la mujer tiene que saber cómo puede ejercer sus derechos y hacerlos valer ante las autoridades.
 
¡Mujer tienes derecho a la salud, a estar y sentirte bien física y emocionalmente!
 
¡Mujer tienes derecho a vivir en bienestar y libremente y a decir lo que piensas!
 
¡Mujer tienes derecho a decidir cuántos hijos quieres tener y cuando!
 
¡Mujer tienes derecho a vivir sin que nadie te maltrate con palabras o de hecho!
 
¡Mujer en tu centro de labores tienes derecho a recibir igual pago por igual trabajo!
 
La violencia familiar y sus consecuencias conforman un fenómeno muy complejo que habrá que prevenir educando a las personas, buscando las medidas y estrategias para nuevos comportamientos conductuales y relaciones asertivas.