¡Impidamos juntos que la política continúe capturada por los corruptos!

Jue, 06/20/2019 - 15:43 -- alerta
Coordinación: Alfonso López Chau; 997 917 912; alfonsolopezchau@gmail.com
Pronunciamiento
 
¡Impidamos juntos que la política continúe capturada por los corruptos!
 
24-6-2019
 
Coordinación: Alfonso López Chau; 997 917 912; alfonsolopezchau@gmail.com
 
 
Los que firmamos el presente pronunciamiento, invitamos a las ciudadanas y ciudadanos que se sientan identificados con sus postulados a suscribirlo y difundirlo.
 
Jorge Basadre dijo en 1944 “quisiéramos contribuir a crear un instinto de conservación nacional. Por lo demás no queremos sino renovación, moralización y reformas sociales.”
Por su parte V.A. Belaunde sostuvo en 1917: “Un país solo es soberano en tanto tiene autonomía económica. No basta a un país la libertad política (…) es necesario saber (…) hasta qué punto los ciudadanos son dueños de su territorio.”
 
En 1928, Víctor Raúl Haya de la Torre aportó con su tesis del Estado de Defensa lo siguiente: “mientras subsista el presente orden económico en el mundo, hay capitales necesarios y buenos y otros innecesarios y peligrosos (…) es el Estado y solo él, el que debe controlar las inversiones de capitales.”
 
José Carlos Mariátegui, por su parte, sostuvo en 1925 que “el mayor  cargo contra la clase dominante de la república es el que cabe formularle por no haber sabido acelerar (...), el proceso de transformación de la economía colonial en una economía capitalista.” (…) “A la nueva generación le toca contribuir sobre un sólido cimiento de justicia social la unidad peruana”.
 
Crisis de vanguardia
 
Basadre,  V.A.  Belaúnde, Haya de la Torre y Mariátegui  tuvieron muchas diferencias, polemizaron, pero los unió la idea de construcción de la NACIÓN PERUANA. Pensaron y sintieron al Perú. Nos legaron su ejemplo de honradez y honorabilidad.
 
Ellos nos señalaron el rumbo, pero lo olvidamos, pues las formas que instituimos fueron frías, sin alma, superpuestas a una nación ávida de expresarse.
 
Nuestras clases dominantes, aún en provecho de su propio proyecto, de sus propios intereses, tenían la obligación de involucrar en su estrategia a la mayor parte del país. Optaron y optan, en cambio, por marginarse del alma nacional.
 
El Perú necesitaba y necesita de una derecha con programa y nacionalista. De una izquierda, pero realista. De un socialcristianismo, pero progresista, y de una socialdemocracia, pero honesta.
 
Hoy constatamos el largo proceso de una crisis de vanguardia, de una crisis de nuestras elites económicas y políticas. Las elites pueden ser degeneradoras o regeneradoras. Líderes corruptos generan seguidores corruptos. Líderes autoritarios, abusivos, prepotentes y taimados generan seguidores autoritarios, abusivos, prepotentes y taimados. Si las células, -los partidos- son malsanos, el cuerpo social deviene malsano, se atrofia. Urge por eso un sistema de partidos, un sistema tripartidista: un gran partido de derecha o de centro derecha,  un gran partido de centro, y  un gran partido de izquierda democrática o de centro izquierda; y urge también que todos ellos  alienten el surgimiento de líderes regeneradores del cuerpo social de la NACIÓN PERUANA.
 
La sociedad lamenta tener que comprobar los hechos de corrupción perpetrados por un grupo de empresarios. De izquierdistas presos por los mismos motivos. Lamentamos también que algunos herederos de Haya de la Torre hayan permitido que el Partido del Pueblo niegue en los hechos la influencia bienhechora de la socialdemocracia del Apra, para abrir la puerta a una alianza práctica y vulgar con el fujimorismo. Haya de la Torre gritó, al enfrentar a las dictaduras de su tiempo: “¡El quinto no matar!”.  Hoy frente a las cadenas de la corrupción se torna imperativo el grito liberador: ¡El séptimo no robar!. En esta hora respaldamos, en consecuencia, la reforma política porque recoge el mandato del pueblo expresado en las urnas el 09 de noviembre del 2018. Llamamos a la movilización permanente y a la organización democrática para defendernos de un Congreso capturado por la cúpula del fujimorismo.
 
Llamamiento
 
Consideramos que del seno del pueblo, las ciudadanas y ciudadanos, debemos agruparnos para recuperar lo mejor de nuestra historia política: el pensamiento socialista, el pensamiento  socialdemócrata,  el pensamiento socialcristiano y el pensamiento del liberalismo social para conformar el FRENTE POR LA NACIÓN PERUANA-FNP  alejado del sentido mercenario de la política y del caudillismo. La política es para mejorar la sociedad, para servir a los marginados y excluidos, para construir una nación sana y poderosa bajo el principio de un militante un voto y bajo los cuatro postulados iniciales que podemos ratificar o no
 
  • Ética de la gobernabilidad. Basadre, V.A. Belaunde, Haya de la Torre y Mariátegui son modelos cuyas vidas podrían ser resumidas en: Nada para nosotros. Todo para el Perú.
  • Afirmación de la identidad nacional. Es la unidad de lo diverso. Nación es Alma, es Espíritu, es meta común.
  • Estado rector. Es regulador. Es la mano visible de promoción de la justicia. Es la búsqueda permanente de justicia y libertad para todos.
  • El partido político como intelectual colectivo. Expresa nuestro pensar y sentir, es la organización inteligente que promueve el crecimiento, el desarrollo sostenible y la innovación en el marco de la cuarta revolución industrial, porque aspira a la construcción de una nación poderosa y respetada en el concierto mundial de las naciones.
 
¡Impidamos juntos que la política continúe capturada por los corruptos!