¡Ex ministro Morán jamás tocó a la Superintendencia de Migraciones!

Dom, 04/26/2020 - 11:45 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
27-4-2020
 

 ¿Podría descartarse que entre los muchos motivos para el cese del ex ministro del Interior, Carlos Morán, están los temas denunciados públicamente, referidos a la Superintendencia Nacional de Migraciones? Afirmo que sí tuvo conocimiento de los sucesos.
 
Por ejemplo, no ha mucho que pusimos en alerta a la opinión pública que el ex jefe de Reniec y superior directo, hace años, de la actual Superintendente Nacional de Migraciones Roxana del Aguila, Eduardo Ruiz Botto, con más de 80 años, es hoy asesor de la gerencia general de dicha dependencia y con un sueldo suculento de S/ 14 mil soles mensuales. El ex ministro Morán no movió un dedo.
 
Hasta la fecha Roxana del Aguila no ha dicho ni chis ni mus.
 
Subrayamos que el mal llamado proceso de licitación de pocos meses atrás, para los pasaportes electrónicos, convocado por la Superintendencia y que “ganó” la misma empresa francesa IN Groupe (Imprimerie Nationale de Francia) proveedora desde hace más de 4 años, fue carrera con un solo caballo. Y semanas atrás, bajo el disfraz tan recurrido de “mantenimiento” no se podían emitir pasaportes.
 
En aquél momento, tampoco Roxana del Aguila y mucho menos el titular del portafolio, Interior, Carlos Morán, dijeron esta boca es mía.
 
Hemos publicado, sin refutación alguna, de cómo funcionarios de Superintendencia viajaban al exterior con pasajes y viáticos pagados por el proveedor Imprimerie Nationale en clara contradicción con razones de ética y de dignidad del Estado peruano y nunca se aclaró nada.
 
La única “respuesta” a la publicación de vicios ocultos fue que un procurador me abrió proceso por supuesta “falsedad genérica” y debí contestar por largas y tediosas horas a las preguntas capciosas y nada inocentes de los encargados policiales. O sea que persiguieron al chasqui para ver si lo amedrentaban. ¡Qué equivocados que estaban y siguen estando!
 
Desde años atrás hemos venido denunciando temas referidos al pasaporte electrónico, al proveedor que ganó con muchas ventajas y favoritismos en Superintendencia de Migraciones y hasta la Contraloría General armó un caso de cuyo destino ignoramos resultados. (Detalles pueden verse en la larga lista adjunta de artículos periodísticos.)
 
Nada de lo que resumimos muy a vuelo de pájaro y como ilustración fue ajeno con detalle y documentación al ex ministro Carlos Morán. Reiteremos la pregunta ¿hizo algo? Si lo hizo, el o las acciones permanecen muy en secreto porque ¡jamás fueron del conocimiento público!
 
Lo cierto es que en la Superintendencia Nacional de Migraciones hay una mano férrea que maneja todos los hilos, hasta los más insignificantes y cuando los trabajadores envían cartas notariales con sus reclamos, les responden que los van a enjuiciar pero NO tocan los asuntos de fondo y por eso los servicios decaen y los delincuentes internacionales y potentados entran y salen del país porque sólo pocas puertas electrónicas funcionan a pesar de la propaganda sobre sus bondades.
 
¿Qué se espera para reorganizar la Superintendencia Nacional de Migraciones? ¿Qué protección especial tienen los funcionarios de esa entidad para contratar a ex jefes y amigos y colocarlos en puestos bien remunerados en desmedro de profesionales jóvenes que apenas están en la treintena y no son mayores de 80 años?
 
La campaña de moralización que anunció el presidente Martín Vizcarra y por los escándalos de precios inflados y compras en el sector Interior, debía continuar con acciones enérgicas y rotundas en la Superintendencia Nacional de Migraciones. ¡De una buena vez y castigar a los corruptos o felicitar a los burócratas si “todo está bien”!
 
Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz.