¡Dos mentiras alanistas!

Mar, 06/05/2018 - 19:05 -- alerta
Herbert Mujica Rojas
6-6-2018
 
 
En pocas semanas más el Jurado Nacional de Elecciones y sus secciones provinciales rechazarán las candidaturas a municipales y regionales presentadas por el Partido Aprista. No puede ser de otro modo, su dirigencia ha sido anulada por el JNE y no reúnen las condiciones que exige la ley de partidos políticos para tener candidatos. No obstante y a sabiendas de lo antedicho, los alanistas del tronco y los alanistas de oposición, aprovechándose de la buena fe de algunos militantes, cobraron por las postulaciones y ¡jamás! devolverán esos montos. PRIMERA MENTIRA.
 
Avivatos de siempre y tinterillos arribistas han pretendido dar a entender que el JNE habilitó a la Comisión Política, elegida el 2010, como capaz de convocar al XXV congreso. Pero la mitad de los miembros de esa CP, no están inscritos en el Registro de Organizaciones Políticas, hay otro alejado y otro fue expulsado y hay otros dados de baja, es decir NO EXISTEN. Por lo tanto se hace inviable porque no podrá tener validez la convocatoria a un colegiado completo que la mitad de sus miembros no reconoce el JNE. SEGUNDA MENTIRA.
 
Esta dupla de embustes sólo pretende que los que han destruido al Partido Aprista sigan en sus puestos y más que puestos en sus trincheras de ingresos, sinecuras, ventajismos usurpando una representación legal que han perdido ¡precisamente! por el señalamiento del JNE.
 
Además ¿un Congreso manejado, en alianza o componenda por los alanistas y los alanistas de oposición, a qué conduciría?: a más de lo mismo, pobredumbre, indignidad, bajo el resultado ineluctable de la pulverización del movimiento aprista. ¡Así de simple!
 
Por tanto un Congreso aprista no debería admitir, ni de broma, la participación de cualquiera de las facciones alanistas porque están moralmente descalificadas, son inhábiles para otra cosa que la monra y estafa de la fe del pueblo y por eso que éste, más sabio que todos los sabios, le otorgó apenas un humillante 5.6% con la suma de los votos del PPC, a la candidatura de Alan García el 2016.
 
La alternativa de solución es la convocatoria judicial a un XXV Congreso Nacional ESTATUTARIO, que además establezca la reinscripción o jubileo, y que posteriormente en un XXVI Congreso elija dirigentes nacionales, pero luego de modificar los estatutos y renovar el padrón de militantes.
 
La convocatoria judicial debería hacerse por solicitud del porcentaje legal para asociaciones civiles a partir del padrón de asociados fundadores que figuran en el ROP del JNE.
 
Estemos alertas a soluciones "legales" y "técnicas" que solo buscan una mejor correlación de fuerzas entre los alanismos. Y para eso usan a los topos infiltrados en todos los comités del Partido.
 
En el JNE figuran 1.059 adherentes fundacionales (léase asociados fundadores). De ellos 112 figuran como renunciantes o que ya militan en otro partido. Por lo tanto hay 947 militantes habilitados e inscritos como adherentes fundacionales, con un porcentaje legal de ellos se podría trabajar  la convocatoria al XXV Congreso ESTATUTARIO.
 
Por último, ni las cartitas o rogativas bobas barnizadas de principios jurídicos, pueden disimular las leguleyadas para hacer parecer legítima a una Comisión Política con defectos insalvables pero, sobre todo, teñida de una fetidez inmoral abominable.