Hábito lector en niños en medio de la pandemia

Mar, 08/04/2020 - 13:01 -- alerta
David Auris Villegas
 
por David Auris Villegas; davidauris@gmail.com
 
5-8-2020
 
Hagamos de nuestro hogar un mágico mundo. La infancia es clave para estimular el hábito lector en los extraordinarios aprendices, según la neurociencia. En esta atroz pandemia, los padres como héroes de los niños y niñas, somos los mejores ejemplos para formar una generación lectora, capaz de convivir armoniosamente con nuestro medio ambiente, adaptándose ágilmente al vuelo de la inteligencia artificial.
 
Nuestro hogar como contexto social, ha de convertirse en laboratorio de aprendizaje, donde los padres seamos asistentes de los maestros dice Tonucci. En los países en vías de desarrollo, ahora en modo confinamiento, a pesar de una limitada cultura lectora colectiva y abocados a sobrevivir a esta pandemia, estamos obligados a despertar el placer lector en los chavales, acudiendo a estrategias pedagógicas recomendadas desde la comunidad científica.
 
Disfracémonos de cuentacuentos como espantajos para leer historias a nuestros niños y niñas desde antes que aprendan a leer, escenificando y acomodando nuestra voz de acuerdo a la de los personajes envueltos en sus míticas aventuras. Revelemos las imágenes como una mágica tienda de juguetes, con el ánimo de estimular en ellos, la innata curiosidad sobre el misterio y la fantasía que encierran los maravillosos libros.
 
Asimismo, en un rincón especial de nuestra sala, edifiquemos una hermosa biblioteca familiar con nuestros hijos, bautizándoles con el nombre de la abuelita o su héroe favorito, así como crear nuestra biblioteca digital en la computadora con los e-books, elegidos colectivamente desde la Internet, al que todos podemos acceder en cualquier momento, a través de la tablet, iphone y laptops.
 
Así como existe un horario para la comida, todos disfrutemos la lectura familiar en una hora maravillosa, que no es necesario hacerlo es un mismo lugar del hogar. Cada uno puede elegir el espacio dónde leer según su comodidad, en digital o físico. Alguien leerá tumbado en el piso como acostumbraba leer de niño, nuestro maestro Borges.
 
Después de culminar la lectura, compartamos una amena y lúdica tertulia literaria, interesándonos conversar sobre los temas que los niños y niñas han leído, escuchando la descripción de la vida de los personajes, las aventuras que más han disfrutado y si pueden contar la parte que más han gozado y, ¿qué final le hubiera gustado?
 
Del mismo modo, para atrapar con la lectura a los niños, nunca le impongamos un libro a leer como dice Sergio Diez. Dejemos a su libre albedrío, elegir el libro de su agrado que apetecen leer. Junto a ellos, motivémoslos, navegando en Youtube películas del cuento, como el Flautista de Hamelín y disfrutemos de la bella cuentacuentista Beatriz Moreno.
 
Nuestro párvulos pueden disfrutar leyendo mangas, comics, cuentos, fábulas, poemas, historietas, poblados de imágenes, acariciando a los libros como a sus lindos juguetes, manipulando, pintando, jugando, tal vez desgarrando en el proceso de la lectura e invitémoslo a recrear otros historias orales o escritas, llegando a musicalizar las historias que han disfrutado.
 
Sin embargo, estas estrategias se ven inutilizadas en los hogares de las zonas marginales. Millones de niños y niñas viven colonizados por el analfabetismo funcional y la pobreza a causa de una extrema inequidad mundial. No tienen libros y tampoco acceden a Internet.  Invitándonos a reflexionar por los más débiles. Si ellos no logran leer, no habrá desarrollo sostenido. He ahí nuestro reto de todos los ciudadanos y ciudadanas del planeta.
 
En definitiva, esta pandemia nos empuja a leer colectivamente con nuestros hijos e hijas en
los hogares, aprovechando el confinamiento. Al mismo tiempo aplicando diversas estrategias, despertaremos el hábito lector. Estimulando formidablemente su creatividad, imaginación y curiosidad para hacer frente a los avatares que nos depara la incertidumbre del mañana.
 
………………………………………………..
 
Notas:
 
Beatriz Moreno, es una extraordinaria cuentacuentista
El Flautista de Hamelín escrito por Robert Rowling
Francesco Tonucci, pensador pedagogo italiano
Jorge Luis Borges fue un extraordinario lector.
La neurociencia ha hecho avances significativos en el campo de la lectura
Sergio Diez, es experto animador lector
 
© David Auris Villegas. Escritor y pedagogo peruano.