El Estatuto Provisorio de la Asamblea Nacional de Ayacucho de 1881

Sáb, 09/23/2017 - 20:17 -- alerta
Ernesto Linares Mascaro
por Ernesto Linares Mascaro; elinaresm@yahoo.com
 
24-9-2017
 
 
Después que el ejército chileno ocupara Lima (17-5-1881), fracasaron las negociaciones de paz para poner fin a la guerra con Chile que llevó a cabo Nicolás de Piérola quien gobernaba el país como un dictador con el título de Jefe Supremo y Protector de la Raza Indígena. Fue entonces que se formó en la capital una junta de notables que nombró como presidente provisorio a Francisco García Calderón (22-2-1881) sujeto a la Constitución de 1860, aunque de acuerdo a esta carta magna le correspondía el gobierno al general Luis la Puerta, el primer vicepresidente del país del gobierno que fue interrumpido por el golpe de Estado de Piérola (21-12-1879), pero el general La Puerta se negó (1).
                                                 
El gobierno de García Calderón se instaló en el distrito de Magdalena, en ese entonces, un pueblo separado de la capital y declarado zona neutral por el ejército chileno. La prioridad del gobierno de García Calderón, apoyado por el Partido Civil, fue convocar un Congreso que se instaló en Chorrillos, con la finalidad de aprobar un posible acuerdo de paz con Chile. El principal problema del Congreso de Chorrillos fue completar el quórum de la Cámara de Diputados (2). El Congreso de Chorrillos tuvo poca actividad y el pleno se reunió solo cinco veces entre julio y agosto de 1881.
 
En oposición a García Calderón, Piérola formó un gobierno fuera de Lima, en las zonas no ocupadas por el ejército chileno. Como el gobierno de Piérola era una dictadura que había interrumpido el orden democrático, no podía acogerse a la Constitución de 1860. Se convocó a una Asamblea Nacional en Ayacucho, para lo cual se realizaron procesos electorales en provincias. Esta Asamblea de Ayacucho, al igual que el Congreso de Chorrillos, debía aprobar un posible tratado de paz con Chile.
 
A diferencia del Congreso de Chorrillos, la Asamblea de Ayacucho tuvo mucha actividad. Se instaló en la iglesia San Agustín de Ayacucho el 28 de julio de 1881 con 68 diputados, contando como presidente con Pío Benigno Meza (3). Su primera labor fue nombrar presidente a Nicolás de Piérola, con lo que en teoría dejaba de ser dictador al ya contar con un Poder Legislativo.
 
El Estatuto Provisorio
 
La más importante obra de la Asamblea Nacional de Ayacucho fue el Estatuto Provisorio de 1881. La dictadura de Piérola se había estado rigiendo desde diciembre de 1879 en base a un Estatuto Provisorio de solo 12 artículos, dictado por el mismo Piérola (puede verse aquí). El Estatuto Provisorio de 1881, a diferencia de los anteriores estatutos provisionales que habían existido en la vida republicana, llegaba casi al rango de una Carta Magna al ser elaborado por un Poder Legislativo.
 
El Estatuto Provisorio de Ayacucho era bastante extenso en comparación al de 1879, con 42 artículos (siendo el más extenso el artículo 31, que le daba 18 atribuciones al presidente) agrupados en siete títulos. Me parece que el más importante es el Título Sexto, pues reconoce que el Poder Judicial es independiente (artículo 35) y que están vigentes los códigos civiles, las leyes, decretos supremos y reglamentos que regían en el país antes del golpe de Estado de Piérola (artículo 36).
 
Ha sido el historiador Francisco Yábar quien mejor ha analizado este Estatuto Provisorio. Según Yábar, hay una omisión sobre la integridad del territorio nacional que sí estaba contemplado en el Estatuto Provisorio de 1879 y en la Constitución de 1860. La omisión fue aprobada en “una rápida votación y alcanzó el 87.5% de consenso” (4). En la práctica, este Estatuto Provisorio facilitaba un tratado de paz con Chile con cesión territorial por lo que la Asamblea de Ayacucho tenía una ventaja sobre el Congreso de Chorrillos, que no podía aprobar ningún tratado de paz que incluyera una cesión de territorio sin previa modificación de la Constitución Política.
 
La publicación del Estatuto
 
El Estatuto Provisorio fue aprobado por la Asamblea el 10 de septiembre de 1881 y publicado en el Diario Oficial de Ayacucho en su edición número 13 del sábado 17 de septiembre.
 
El Estatuto también fue publicado en un folleto aparte del cual muestro algunas páginas en fotos en este post. Este folleto fue impreso en papel periódico de la época, similar al papel del Diario Oficial de Ayacucho. El folleto del Estatuto Provisorio es pequeño, pues mide 8.6 cm x 12.2 cm aproximadamente.
 
Después de 1881, el Estatuto Provisorio no volvió a ser publicado sino hasta el 2009, como anexo a la obra “La Campaña de la Resistencia en los Andes 1881-1883” de Francisco Yábar.
 
El fin de los gobiernos de Magdalena y Ayacucho
 
Lo usual en esa época era que los congresos se reunían no más de dos meses en el año. El Congreso de Chorrillos culminó sus sesiones el 23 de agosto de 1881, mientras la Asamblea de Ayacucho el 12 de septiembre.
 
El 28 de septiembre de 1881, Lynch suspendió la autoridad que tenía el Gobierno de García Calderón en el territorio ocupado por el ejército chileno. Finalmente, el 6 de noviembre Francisco García Calderón fue arrestado y conducido a Chile.
 
Si bien Piérola gobernaba en el territorio peruano libre de las fuerzas chilenas, pronto sus mandos militares fueron seducidos por emisarios del gobierno de García Calderón. Mientras intentaba organizar un ataque a las guarniciones chilenas en combinación con el gobierno boliviano, entre octubre y noviembre se sublevaron, sucesivamente, las fuerzas de Arequipa, Cajamarca y Chosica. Solo las dos primeras reconocieron al gobierno de García Calderón, mientras las de Chosica, al mando del general Andrés A. Cáceres, flamante ministro de Guerra y Marina del gobierno de Piérola, solo desconoció su mandato sin reconocer al gobierno de García Calderón. Tras la defección del grueso de sus fuerzas, a Nicolás de Piérola no le quedó otra que dimitir la presidencia el 28 de noviembre de 1881, con lo que también terminó la vigencia del Estatuto Provisorio de Ayacucho.
 
Notas
 
(1) Mariano Felipe Paz Soldán, 1979. Narración Histórica de la Guerra de Chile contra el Perú y Bolivia, T. III, pp. 133-134. Segunda edición. Lima, Perú: Editorial Milla Batres.
 
(2) Julio César Abanto Chani, 2017. El Congreso de la República durante la ocupación chilena: Chorrilos, Ayacucho, Cajamarca y Arequipa 1881-1883, pp. 32-43.
 
(3) Francisco Yábar Acuña, 2009. La Campaña de la Resistencia en los Andes 1881-1883, T. II, pp. 63-74.
 
(4) Ibídem, p. 97.
.................................