Cervantes: padre de la literatura universal

Jue, 10/15/2020 - 12:09 -- alerta
David Auris Villegas
 
por David Auris Villegas; davidauris@gmail.com
15-10-2020
                                                                  
¿Estamos contentos con la vida que llevamos? Encontremos nuestro destino, leyendo al padre de la literatura universal, el más grande genio literario de la historia, Miguel de Cervantes, autor del libro de ficción más leído de todos los tiempos, después de la Biblia, El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha.
 
Cervantes, príncipe de los ingenios, nació en la fiesta del arcángel San Miguel al cual debe su nombre, un 29 de setiembre de 1547 en Alcalá de Henares, España, en el seno de hidalgos venidos a menos. A los 68 años, cuatro meses después de la “muerte” de su mítico hijo, Quijote, su espíritu partió hacia los campos de La Mancha, para acompañar nuestro inesperado viaje.
 
Célebre lector y tartamudo como su admirador, Borges. Tuvo la osadía de hechizarnos con sus personajes más famosos, Quijote de la Mancha y Sancho Panza, para llevar a cabo la más extraña aventura jamás imaginada: hacernos pensar y hablar de ellos por el resto de nuestras vidas.
 
Cervantes fue un arquetipo del Siglo de Oro de la Literatura española, como vemos a continuación: hidalgo empobrecido, excomulgado por la religión, huye de la justicia, lacayo de un sacerdote italiano, soldado en la batalla naval más grande de la historia, recaudador de impuestos, dramaturgo, poeta, esclavo, estuvo preso y padeció la suplantación de su novela por un pobre Avellaneda.
 
Abordando temas pastoriles, escribió La Galatea. Luego publicó Novelas ejemplares, finalmente escribió, Los trabajos de Persiles y Segismundo. Pero es, con su grandiosa y clásica novela, El Ingenioso Hidalgo don Quijote de La Mancha, que pasa a la fama mundial.
 
Esta sencilla y muy compleja novela, aborda estereotipos de opuestos entrañables para la sobrevivencia: un hidalgo y un plebeyo viajan apoyándose mutuamente afirma Saramago. Fusiona una bella locura y una absurda cordura. Quijote pretendiendo comprender los problemas del mundo desde su mirada idealista y libresca, y Sancho comprende la realidad desde su sentido común.
 
Como visionario utópico, Cervantes aboga por la convivencia, como la mejor aventura de la vida, para lograr una cultura humana más justa y solidaria. Para ello, hace cabalgar a lomo de burro y caballo a dos conspicuos representantes de diferentes clases sociales, un amo y un siervo en busca de una mejor vida.
 
¿Habrá alguna explicación científica, sobre la vigencia de la proverbial novela? Los científicos literarios argumentan como claves: la presencia de una combinación de opuestos y el personaje central de la novela es un lector. Esta obra maneja códigos comunes a nosotros: una aventura fantástica aderezada de humor, realidad, sinsabores, libertad, tragedia, emprendimiento y sueños, sintonizan con nuestra vida postmoderna.
 
Esta obra cumbre de la literatura mundial de vanguardia, trata sobre la misma literatura con juegos narrativos que fusionan realidad y ficción. Desfilan historias dentro de la gran historia. Los personajes se auto publicitan y saben que son leídos y el mismo autor, participa en el juego de la historia, dando por sentado su indudable inmortalidad.
 
En suma, Cervantes como dios del Olimpo griego, nos invita viajar como amigos, entre pobres y ricos, buscando una sociedad más equitativa y justa. Nos lanza el reto de convivir armoniosamente con aquellos que no piensan como nosotros, y hace de la literatura, una maravillosa herramienta para construir una vida mejor. Así que, aventurémonos a cabalgar sobre los campos de la Mancha, al lado del caballero de la triste figura para encontrar nuestra felicidad.
 
…………………………………………
 
 
 
 
© David Auris Villegas. Escritor y pedagogo peruano. Teórico de la educación para el desarrollo sostenible.