Irresponsable política fiscal facilista

Sáb, 02/24/2018 - 18:26 -- alerta
Luis Alberto Latínez
25-2-2018
 
La SUNAT, con el objetivo de incrementar la recaudación tributaria, publicó un proyecto de Resolución el 14-2-18 donde propone subir la tasa de detracciones del 10 % al 12 %, esperando sugerencias de la ciudadanía hasta el 15-2-18 e indicando que este aumento regirá a partir del 1-3-18. Como se aprecia el plazo para opinar es muy corto.
 
El aumento se aplicará a los servicios detallados en los numerales 1, 3, 5 y 10 del Anexo nº 3 de la Resolución de Superintendencia nº 183-2004/SUNAT y normas modificatorias, las mismas que detallamos:
 
Numeral 1 Intermediación laboral y tercerización 
Numeral 3 Mantenimiento y reparación de bienes muebles
Numeral 5 Otros servicios empresariales
Numeral 10 Demás servicios gravados con el IGV
 
Mediante el sistema de detracciones, que es un cobro por adelantado del IGV, el que adquiere el producto, tiene que detraerle (retenerle) al proveedor un porcentaje del total del comprobante de pago, al momento de cancelarle o cuando es al crédito, dentro de los primeros cinco días hábiles del mes siguiente, pagándoles la diferencia. El importe detraído se deposita al proveedor en su cuenta corriente que tiene en el Banco de la Nación, con la finalidad que lo utilice para cancelar deudas tributarias (tributos o multas más los intereses respectivos).
 
Como la recaudación tributaria viene cayendo (por tercer año consecutivo siendo la baja para el 2017 de 1.3 % con respecto al año 2016), el gobierno central, vía SUNAT, opta por lo más fácil, aumentando la tasa de las detracciones.
 
La política fiscal facilista viene aplicándose desde el gobierno de Fujimori (28-7-90) y continuó durante los gobiernos de Toledo, García, Humala y Kuczynski.
 
La política fiscal facilista consiste en aplicar, entre otros, impuestos anti técnicos y encargar a terceros el trabajo de la SUNAT.
 
En el 2002 se crearon los Regímenes de Retención del IGV, de Percepción del IGV y el Sistema de Detracciones, mediante los cuales SUNAT encargaba a privados retener, percibir y detraer por adelantado el IGV. Si no lo hacían o no lo hacen son sancionados aplicándoles multas.
 
Al gobierno de Kuczynski que está sin brújula y no atina a nada, lo único que le queda es continuar con esta nefasta política fiscal facilista, perjudicando a los contribuyentes.
 
Al respecto, ya no debe cobrarse por anticipado el IGV, para lo cual hay que eliminar la Retención del IGV, la Percepción del IGV y el Sistema de Detracciones y que la SUNAT cumpla con las funciones encomendadas y no traslade su trabajo a los privados. Hay que tener presente que al concluir el gobierno de García la SUNAT tenía 7,000 trabajadores y al finalizar el de Humala 14,000 trabajadores.
 
Reparando que la recaudación viene cayendo e incrementándose la evasión, es necesario dinamizar el accionar de la SUNAT para lo cual tiene que efectuar, entre otros, operativos, como: Verificación de cumplimiento de obligaciones tributarias (VECOT), verificación de obligaciones formales, cruce de información. También fiscalizaciones a las medianas y grandes empresas.
 
En años anteriores la recaudación tributaria se incrementaba porque crecía la economía, es decir, crecía por inercia y no por acción de la SUNAT.
 
El gobierno central tiene que presentar ante el Congreso un proyecto de ley, eliminando las exoneraciones tributarias innecesarias, entre otras del IGV a las operaciones bancarias, del impuesto a la renta e IGV a los centros educativos e institutos y universidades particulares, a los clubes privados.
........................................................